Encuesta determino que la mayor demanda al gobierno nacional es la urgente baja de la inflación

Compartir

Transitando los últimos días del año 2017, la Defensoria del Pueblo llevó a cabo una Encuesta Socio- Económica”, en los barrios mas alejados del microcentro de la ciudad y en donde se manifiestan más claramente necesidades de toda índole, en grupos familiares, parejas jóvenes y gente que vive sola en lugares precarios.

El Ombudsman Provincial, José Leonardo Gialluca, detalló que “se trabajó con tres cuadros en los cuales el primero interrogaba sobre ¿Qué espera usted del Gobierno Nacional para el año 2018?; en el siguiente la misma pregunta pero sobre el Gobierno Provincial y por ultimo sobre el Gobierno de la Municipalidad de nuestra ciudad”.

En un número aproximado de 50 familias que llegaron a totalizar un promedio de 100 personas; las respuestas repetidas y pedidos mas insistentes al Gobierno Nacional se situaron en que bajen rápido la inflación, que no se produzcan mas subas de precios en los alimentos y en los medicamentos, que no se autoricen nuevas subas en la energía electrica, que se creen mayores puestos de trabajo.

En relación a las demandas al Gobierno Provincial para el año que viene, las requisitorias se centraron principalmente en la agilización de la entrega de viviendas sociales, en el nombramiento o designación de mayor número de médicos en los centros de salud y hospitales, creación de un mayor número de hogares para adultos mayores, la construcción de lugares acondicionados donde puedan alojarse personas del interior que concurren por razones de salud a nuestra ciudad capital y que no tienen los recursos para alquilar, cubrir gastos de alimentación y movilización.

Solicitaron también una mayor lucha contra el alcohol, la violencia y drogadicción demandando dinámicas medidas de seguridad.Ahora, en lo que respecta al municipio capitalino, pidiendo que se continúe con los arreglos en las calles de tierra, sobre todo después de las lluvias, mayor y mejor recolección de residuos, más cuneteos y mantenimiento de los mismos, colocación de carteles que indiquen el nombre de las calles, construcción de mas garitas para la espera del transporte público de pasajeros, como así también oficinas o lugares de atención a los vecinos en los barrios más alejados del centro de la ciudad.

Desde el Organismo de la Constitución, se destacó la “excelente predisposición de la gente para expresarse y manifestar  lo que consideran que les está faltando”, como así también  resaltar lo que consideran como acciones positivas hacia la comunidad. En este sentido hubo una coincidencia unánime en que el programa “Compre mas y pague menos” debería continuar el próximo año o alguna medida similar; habiendo también un acuerdo total sobre el excelente funcionamiento actual del transporte público de pasajeros.

El Ombudsman Provincial analizados que fueran los distintos cuadros señalo que “la mayor exigencia y preocupación de todos los vecinos se centra en los altos  costos de los alimentos y de los medicamentos y por ello piden que el Gabinete Económico Nacional tome medidas eficaces para bajar la inflación, puesto que en el 2016 la meta era del 25% y la inflación termino en un 41%, para el 2017 se pronostico una meta del 15% y ya nos encontramos por encima del 25%; a lo que se le suma lamentablemente la modificación de las metas inflacionarias para el 2018”.

Es aquí donde Gialluca señaló que “todas las demandas planteadas por los vecinos son totalmente atendibles,  pero lo que la gente, el consumidor, los asalariados públicos o privados, no pueden esperar es que continúen subiendo y remarcándose los precios de los alimentos, pues nada se puede planificar con la absoluta falta de previsibilidad en una economía donde todas las variables de ajuste recaen sobre los sectores más vulnerables”.

Concluyo advirtiendo que  a todo lo descrito “se le suma que el Estado Nacional en lugar de buscar una solución inmediata y real para todos estos colectivos, lo único que recibimos son pronósticos técnicos que al momento de pararse frente a una góndola o concurrir a un negocio de barrio, se destruyen fácilmente reflejándose la verdadera realidad que nos esta diciendo y denunciamos que el gobierno federal no puede ausentarse ni alejarse de las necesidades y problemáticas cotidianas de nuestros ciudadanos”.

 

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here