Con una carpa céntrica, expertos en vectores informan cómo evitar el dengue

Compartir

En la esquina de avenida 25 de Mayo y San Martín, frente al mástil municipal,  personal de salud dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano de la provincia continúa promocionando con folletos ilustrados e información de primera mano, cuáles son medidas para evitar al mosquito aedesaegypti, vector del Dengue, zika y chikungunya.

De esta manera, los expertos en vectores explican a la población datos útiles, cómo ser, que el mosquito vector de las enfermedades del dengue, zika y chikungunya tiene hábitos domiciliarios y se reproduce en las casas.

Además instan a los vecinos que se van de vacaciones a zonas donde el virus está latente que tomen todos los recaudos necesarios para evitar las picaduras de este insecto.

Para concluir, los agentes de salud reparten repelente, material gráfico informativo, entre otras elementos. También hacen hincapié en los transeúntes la importancia del uso del repelente y la forma más efectiva de utilizarlo.

Las características tropicales de la provincia de Formosa, favorecen el desarrollo de varios tipos de insectos entre los cuales se encuentra el mosquito Aedes aegypti. Dichas condiciones nos ubican en un escenario en el que es necesario mantenerse alertas, extremar los cuidados y cumplimentar estrictamente las indicaciones.

No obstante, es mucho lo que podemos hacer desde nuestras casas para evitar esta enfermedad. Informarse sobre las características y la proliferación del  insecto transmisor, tomar conciencia y trabajar para evitar que el virus se propague son los ejes fundamentales. En este marco, desde la implementación de la campaña contra el vector del Dengue que viene llevando a cabo el Ministerio de Desarrollo Humano provincial, se establecen las acciones que debe realizar cada vecino para prevenir y disminuir el impacto de esta enfermedad.

Los días de lluvia y los posteriores a ellos son ideales para que el agua se acumule en los recipientes y espacios naturales que formen paredes, por lo tanto durante estas jornadas debe tenerse especial cuidado para evitar que queden al descubierto objetos en los que pueda acopiarse el agua de lluvia. Y si esto no pudiera evitarse, es imprescindible ocuparse diariamente de desechar esa agua acumulada.

Hasta el momento no existen vacunas que prevengan el dengue, ni tratamientos  ni medicamentos específicos que lo curen. Por ello se reitera que la medida más importante y esencial para su prevención es la eliminación de todos los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los  recipientes que contienen agua limpia y quieta, y que se hallen tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

En este sentido, debemos tener en cuenta que, muchas veces sin darnos cuenta, tenemos esparcidos en el ámbito donde vivimos latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico, bidones cortados o hasta tapitas de gaseosas que pueden acumular agua y convertirse en criaderos de mosquitos, por lo cual resulta fundamental eliminar todos estos objetos, restos y partes de ellos.

Cuando, por algún motivo, no pueden desecharse alguno de estos recipientes o elementos, debe evitarse que en ellos se acumule agua. Por ejemplo, dándolos vuelta en el caso de los baldes, las palanganas y los tambores; o vaciándolos como en el caso de los portamacetas o bebederos de animales domésticos o mascotas. En cuanto a otros recipientes o a los tanques de agua es imprescindible que se encuentren tapados herméticamente, y en el caso de que se utilicen tachos, baldes u otros objetos similares para recolectar agua, también es necesario que estos permanezcan muy bien tapados.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here