Dispusieron extremar protocolo de supervisión en derivaciones y funcionarios a total disposición de la justicia

Compartir

Desde el ministerio de Desarrollo Humano de la provincia se exteriorizo el “tremendo dolor” que genero que una ambulancia y choferes –sumariados y apartados del servicio- del organismo verse involucrado en el transporte de droga cuando trasladaban a una infante a Buenos Aires. Al mismo tiempo, se pusieron a total disposición de la justicia para brindar toda la información que contribuya a esclarecer lo ocurrido y que a él o los responsables, les caiga todo el peso de la ley.

En conferencia de prensa, los subsecretarios de Coordinación y Control, Edgar Abel Crocci, la de Gestión de Establecimientos Asistenciales de 1° y 2° Nivel, Cristina Mirassou, la de Gestión de Establecimientos Asistenciales de Complejidad Integrada, Eugenia Ruíz, el de Tecnología Sanitaria y Gestión Técnica, Juan Gregorio Guzmán y el director del Sistema Integrado de Emergencias y Catástrofes – SIPEC-, Ramiro Javier Tomás Roses, expusieron la postura de la cartera Sanitaria.

Mirassou dijo que “desde el minuto uno que nos enteramos del hecho estamos a disposición de la justicia para aportar todos los datos que crean necesarios”, al tiempo de que “el común denominador fue el repudiar un hecho tan grave como triste que es el transporte de algún tipo de droga”.

“Podemos decir que desde el minuto uno que nos enteramos del hecho estamos a disposición de la justicia para aportar todos los datos que crean necesarios para aclarar el hecho, ya sea recorrido previo de la ambulancia antes de buscar al paciente, tiempo empleado desde la salida de su lugar de trabajo y todo lo que se considere necesario para que se encuentren los responsables”, expuso la funcionaria.

Se explicó finalmente que “más allá del hecho en sí que terminará de esclarecer la justicia, queremos exponer también que el paciente que iba hacia el Hospital Garrahan fue transportado junto a su familiar y la enfermera en otro móvil que se dispuso en forma inmediata por lo que se garantizó que llegara a destino para cumplir su tratamiento médico”, dejando en claro que “más allá del hecho desgraciado, nos preocupamos en que la niña llegue lo antes posible al nosocomio al cual fue derivado, por esos e dispuso una nueva ambulancia y otros choferes.

 

A total disposición de la justicia

 

Otro aspecto explicado fue que “el ministro José Luis Decima impartió directivas para que se iniciara un sumario administrativo a estos dos empleados que estaban hace muchos años en el SIPEC, y de manera preventiva fueran separados de sus funciones”, entendiendo que “la justicia será la que establezca responsabilidades, y desde ya que esperamos que se aplique un severo castigo al o los culpables de un delito muy grave que nos ha consternado”. Dijeron estar a la espera de que “la justicia nos convoque y podamos tener mayores presiones, de todas maneras entendió que se trata de un hecho individual de al menos uno de los choferes, incluso tenemos entendido que deslindo de toda responsabilidad a la enfermera”.

“Duele muchísimo, porque es un golpe muy duro para quienes realizan a diario un enorme sacrificio por brindar el mejor servicio de salud a la ciudadanía formoseña”, significaron coincidentes.

Explicaron asimismo que “trasladar a un paciente demanda inversiones y toda una logística, que no solo comprende a pacientes oncológicos en la región, sino otros de salud Mental, y como este caso a una niñita que se ve en medio de algo tan ominoso”.

“Sorpresa primero y de inmediato el disgusto, ya que puntualmente el SIPEC es un servicio que demanda mucho esfuerzo y sacrificio. Hay que mantener los más de 150 móviles, todo un esquema de recursos humanos abocados a que esta flota permanezca en condiciones para atender emergencias y derivaciones”, expuso Mirassou.

Marco que este servicio asume todos los traslados sanitarios de la provincia, para lo cual se mantienen capacitaciones y la actualización de equipamientos, “es decir un enorme compromiso de este servicio que se ve envuelta en este episodio que nos puso muy mal”.

Otro detalle que se explico en la conferencia es que “existen controles a partir de protocolos que seguir, pero es evidente que ante lo ocurrido, debemos extremar determinadas revisiones en los móviles, y en ese sentido ya se impartieron precisas directivas a partir de lo resuelto por el ministro (José Decima)”. Se dispusieron exhaustivas verificaciones de horarios, salidas, ingresos y de todo el movimiento que cada móvil realizara.

“Aunque los trasladados extra-provinciales surgen del tercer nivel, sobre todo las mayores derivaciones se dan desde el Hospital de la Madre y el Niño. Aunque existen muchos detalles, por ejemplo a los pacientes oncológicos se los busca de sus hogares y se los lleva nuevamente a los mismos, y es algo que estamos viendo como no pasar por alto ningún detalle sin afectar al paciente”, fue precisado.

“Escapa a nosotros que se trate de politizar. Nuestra preocupación es brindar el mejor servicio de salud y que hechos de esta naturaleza que nos pega muy fuerte a todos no vuelvan a ocurrir”, dijo la subsecretaria Mirassou.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here