OBRAS HIDRICAS

Compartir

La llegada de agua dulce para abastecer a los animales, garantizar el desarrollo de las plantaciones y sobre todo agua potable a los pobladores de Palo Santo,constituye un hecho importantísimo que es valorado por los productores de la zona.

La sequía extraordinaria que afecta a la Provincia más la pandemia por coronavirus exigía respuestas urgentes y concretas. Así lo entendió el Gobierno Provincial y puso en marcha la ejecución de una obra hídrica que da soluciones a las necesidades de los habitantes de esta región del territorio provincial

Así lo manifestó María Vargas, quien no ocultó su alegría por la llegada de agua a través de canales a sus tierras. “Hace varios meses que no llueve y ya nos habíamos quedado sin agua. Si bien ahora tendré que gastar un poco en nafta para poner en marcha el motor, es mínimo en comparación a los beneficios que nos traerá esta obra”

“Por eso, quiero expresar mi inmenso agradecimiento a nuestro Gobernador. Como productora de carbón quiero decirle muchas gracias por preocuparse y encontrar una solución a este grave problema que estábamos teniendo. Reconocemos la preocupación del intendente y sus gestiones y sabemos que fue el Dr. Gildo Insfrán quien al enterarse de nuestra necesidad, se preocupó y ocupó y hoy tenemos esta magnífica obra”.

María manifestó que tiene varios animales en sus campos, para los cuales el agua es una necesidad, y que a partir de una enfermedad de su esposo debió cambiar la actividad de la chacra por la carbonería.

Por su parte, Leonardo Sosa comentó que la sequía lo tenía muy preocupado como así a los productores de toda la zona, pero que a partir de esta obra, el agua, un elemento que describió como “la mayor riqueza para el hombre de campo”, otras perspectivas asoman en el horizonte.

El hombre, que se encuentra en silla de ruedas pero continúa activo siendo un ejemplo para los jóvenes, destacó la trascendencia de la obra hídrica y valoró la decisión política que la hizo posible.