La E.P.E.T. N° 4 entregó cabina de aislamiento

Compartir

La construcción se realizó con un 90% de policarbonato traslúcido, material que cubre la gran mayoría del cuerpo y con policarbonato transparente, panel que protege la parte superior, la cara. Cuenta con dos válvulas para el ingreso de mangueras de oxígeno y de suero, dos guantes herméticos y extensibles hacia adentro. En la parte posterior, los pies, cuenta con dos filtros de aire que permiten el ingreso de un pequeño flujo sin salida para que no se empañe la cabina. Todo ello, bajo el asesoramiento del Dr. Ariel Moreira.

Uno de los integrantes del plantel docente, el Prof. Dante Almirón resaltó: “No queríamos estar ausentes en este semejante esfuerzo, por eso, comenzamos con la confección en primer lugar, de una de las necesidades básicas que ellos planteaban, los portasueros regulables, si bien parecen dispositivos sencillos, en momentos como estos, son de gran ayuda. A partir de ahí, surgió la posibilidad de colaborar con algo más e iniciamos con el diseño de un dispositivo que permite resguardar la salud del personal, consideramos que ellos serían uno de los primeros en entrar en contacto con los posibles pacientes de COVID-19, de esta manera, resguardamos no solo su salud sino la de toda la comunidad. Es así que surge la idea de una Cabina de Aislamiento, comenzamos con el diseño, muy ambicioso, no queríamos que sea una cabina común sino que reúna todas las medidas de seguridad y sea una barrera importante entre el paciente y el personal de salud”.

Además, agregó: “Es importante remarcar el trabajo del Delegado Zonal, Prof. Pablo Barón Peña y del Director de Educación Técnica, Prof. Marcelo Naudi, quienes nos van marcando el camino a seguir, de lo contrario sería sumamente difícil trabajar. Nosotros valoramos muchísimo la Salud Públicay por eso la defendemos, como así también a la Educación Pública y creemos que esta, es una forma de reivindicarla”.

Este trabajo integral, entrelos profesionales de la Educacióny de la Salud,surgedesde el fuerte compromiso de solidaridad que pregona la unidad educativa desde sus inicios, ayudar en todo momentoy ofrecer herramientas de prevención, en este caso,paraproteger la noble labor que ejercen los profesionales sanitarios.

 “Articulamos nuestra inquietud con los docentes de la escuela técnica local, fue así como fue sugerida la posibilidad de una camilla de transporte con cápsulas de aislamiento y para tales efectos, lo que hicimos, fue mostrarle al cuerpo docente la incubadora pediátrica, neonatológica de transporte que nosotros tenemos y de ahí, se nutrieron las ideas de cómo poder repensar este concepto a una expresión diseñada para adultos. Inmediatamente, ante esta inquietud, el cuerpo docente puso manos a la obra y lograron un prototipo verdaderamente novedoso, eficaz y óptimo(…)Nos reconfortó mucho el corazón, nos llenó de orgullo ver que este tipo de cuestiones se articulan en el marco de una comunidad sensible, generosa y realizada”, destacó el Dr. Alejandro Moisés Araoz, director del hospital local.

Docentes y equipos directivos demuestran su empatía y ponen a disposición su capital pedagógico y maquinarias para dar batalla a la adversidad, gesto solidario, que se multiplica en diversas unidades educativas de la provincia y beneficia a toda la sociedad.

“Estamos muy felices y contentos que este proyecto podamos hacerlo en nuestra escuela y brindarlo para el beneficio de nuestro querido hospital de El Colorado (…) Es importante, reconocer el esfuerzo de toda la comunidad, de los comercios y de las personas que en formas particular se acercaron y realizaron su aporte para que esto se haga realidad”, expresó el Prof. Pedro Clavel.