Facundo Galvani dijo que su prioridad será recuperar el personal despedido

Compartir



Este viernes por la mañana brindó una conferencia de prensa el flamante delegado de la Regional Chaco-Formosa del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Facundo Galvani, quien manifestó su alegría por la designación y que trabajará para revertir la situación adversa en que se encuentra el organismo producto de los cuatro años de la gestión del macrismo.

El formoseño de profesión médico veterinario, fue uno de los trabajadores de la Regional local, despedido en el último tiempo, y que en ese sentido la designación le produjo “una sensación de alegría inmensa” por lo vivido y también “una responsabilidad mayor por revertir una situación que venía muy mal”.

Mencionó Galvani, que él junto a otros trabajadores de la regional sufrieron maltratos, y despidos arbitrarios, por lo que la prioridad de su gestión será “tratar de recuperar a esos trabajadores que son personal idóneo y que necesitamos contar para poder volver a realizar las tareas de control, de ir a los campos y de cambiar totalmente la cara de esta regional”.

“Lo que necesitamos es levantar primero es el ánimo de las personas, hay gente muy preparada en la regional pero que está apagada y deprimida por lo que vivió en los años de Macri, yo mismo sufrí el despido sin aviso ni justificación, pero por suerte pude volver y tuve un final feliz”, reiteró el médico veterinario, quien agregó que también significa que “como formoseño podemos llevar adelante una administración adecuada de los recursos y el patrimonio del estado nacional”.

Sobre el panorama de la sede Regional en la ciudad ubicada sobre la avenida Gutnisky dijo: “Tenemos un Senasa complicado presupuestariamente, tenemos déficit con los vehículos y el combustible, así como el achique del personal”.

Explicó que en la etapa del gobierno kirchnerista se crearon 14 centros regionales del Senasa en el país, y luego el macrismo achicó a siete, siendo la sede de control para la región NEA, la sede en Gobernador Virasoro-Corrientes, y “desde esa distancia había que hacer los controles de todas las provincias del nordeste, lo cual ahora nuevamente volveremos a contar con las 14 sedes”, enfatizó.

Por último, convocó a todos a trabajar para proteger la salud de los argentinos, ya que la función del organismo nacional es  fiscalizar los productos derivados de los animales y los vegetales. “Poco a poco vamos a tratar de ir revirtiendo esta situación de despido de muchos compañeros, iremos tratando de reincorporarlos porque necesitamos volver a hacer los controles, trabajar con los productores, ir a los campos”, y acotó que en relación a los fondos “irán llegando” a medida que se ordene el organismo a nivel nacional.



Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here