Ibáñez dijo que la provincia seguirá subsidiando la tarifa de electricidad

Compartir

El ministro de Economía, doctor Jorge Oscar Ibáñez, manifestó que no es una casualidad que  la tarifa eléctrica de Formosa sea la más baja del país, tal como lo revelara el diario La Nación comparativamente con el resto del país, ya que tiene  un componente de un subsidio muy importante del estado provincial que según lo confirmo, tendrá continuidad por ser  el principal atemperador de la tarifa que en otras provincias fue transferida de forma directa al usuario.

El funcionario advierte acerca de los efectos que tendrá en 2019 la eliminación del subsidio a la tarifa de la energía eléctrica desde el mismo primero de enero  y la quita del fondo federal solidario a lo que se suma la paralización de obras públicas que estaban ejecutándose y la no inclusión de Formosa en ningún emprendimiento nuevo para el año que viene con el impacto que ello genera en la economía en general y en la generación de trabajo, en particular.

Tras enunciar sus puntos de vista, Jorge Ibáñez llama, sin embargo, a  tener fe y optimismo en un mañana mejor “y  que tengamos pronto un gobierno que acompañe el desarrollo de una provincia como Formosa que sentó bases sólidas pero que aún le falta realizaciones para el despegue de su desarrollo definitivo”.

“Ojala que tengamos un mejor 2019 y se modifique este rumbo y pueda haber trabajo y mejores condiciones de vida para todos”, augura.

Tarifa en Formosa

Sobre los valores locales, explico el ministro que indican  que los costos fijos de la distribuidora están muy bien controlados y administrados “sobre todo cuando apreciamos  que los costos fijos son sumados por las distribuidoras, y algunas tienen este ítem muy elevado”.

Hizo notar que al tener la distribuidora local, Refsa Electricidad,  la electrificación rural, es algo que levanta los costos fijos para clarificar que “no es lo mismo la cantidad de usuarios de una manzana de cualquier barrio de la ciudad capital que en las zonas rurales donde, por ejemplo, en diez hectáreas existen dos o tres familias”.

“No obstante todo esto-acota- se logró tener una tarifa razonable y amortiguar las subas eléctricas nacionales que fueron muy grandes en los últimos años”.

Ibáñez comenta que el  estado tiene una política activa de subsidiar a las bandas más bajas y también el otro subsidio directo se da a través de las grandes obras eléctricas que no se la traslada al usuario como ocurre en otras partes del país.

“Es sencillo….. este modelo difiere totalmente con la política nacional, por eso se subsidia a los sectores de menores ingresos a los cuales se le hace imposible pagar las tarifas actuales “, precisa para mencionar que se realizó un estudio de todo el sistema eléctrico rural y surgió la necesidad de grandes inversiones, que las cooperativas a cargo del servicio en diferentes regiones de la provincia les resultaba imposible afrontar

“Entonces-agrego- la provincia obtuvo un crédito del BID, que en una primera etapa son 15 millones de dólares, de un total de 60 millones de dólares. Si trazas una línea imaginaria en la ruta 95 de norte a sur y desde allí hasta el rio Paraguay, es la amplia franja que nos permitirá renovar totalmente las líneas eléctricas rurales y alcanzar a colonias que hoy no cuentan con el servicio, muchas de ellas zonas productivas por excelencia”.

Resalta el ministro que se trata de  un proyecto muy ambicioso que se ejecuta con este crédito a largo plazo y a tasas muy bajas, el cual fue autorizado oportunamente por la Legislatura Provincial.

Realidades distintas

Consultado acerca de lo que ocurre en otras jurisdicciones, el jefe de la cartera económica manifestó que cada provincia tiene su realidad económica-financiera. “La nuestra- comparo-  tiene particularidades como no tener deudas y  al no tener déficit nos permite administrar los recursos, tanto de la coparticipación federal como los propios”.

Aclaro que la mayoría de las provincias restantes  no tiene déficit aunque  sus endeudamientos son altos y en dólares. “Se endeudaron con un dólar a 15 pesos  y ahora al momento de los vencimientos están cercanos a 40 pesos  con lo cual deben cargar una mochila muy pesada”, subrayo.

Sobre los subsidios

Ibáñez se refirió también a la decisión nacional de eliminar subsidios a la tarifa eléctrica y al transporte, lo propio en el caso de la quita del Fondo Sojero, calificándola de “muy delicada”.

En el caso de la quita del subsidio al transporte, recordó que se alimentaba fundamentalmente del impuesto a los combustibles y luego se repartía a cada provincia tomando como parámetro varios ítems como la cantidad de colectivos, número de pasajeros, kilómetros recorridos.

“Ahora se lo elimina, se priva a cada jurisdicción que tiene colectivos urbanos de pasajeros de este subsidio”, anuncio para aclarar que “queda un remanente que no cubre ni cerca, ya que en el 2018 el subsidio estaba en los 26.000 mil millones de pesos y ahora queda en los 6500 millones de pesos, dentro del cual Formosa participa de una ínfima parte”.

Aludió a reuniones de autoridades de Transporte de la Nación con municipios para tener en claro cuánto dinero se girará a cada jurisdicción en el mes de enero de 2019.

“Todavía no está claro, pero es un grave problema que afectará indudablemente el costo del pasaje urbano de colectivos, y una vez determinado esto se verá la forma en que se puede financiar una parte del costo del boleto”, relato.

Tarifa eléctrica

En cuanto al subsidio de la tarifa eléctrica, formado una parte por el impuesto al combustible y otra del IVA, también lo quitaron como el Fondo Sojero, insiste para apuntar que “se quitan estos recursos que se transferían de manera automática a las jurisdicciones provinciales y municipales, y se nos dice que se han aumentado impuestos como Bienes Personales y Ganancias, o sea que con esa recaudación probable y futura tendríamos que hacer frente a los recursos de estos fondos que se han eliminado”

Y de allí su interrogante: “La pregunta del millón es : Si todo funcionaba bien para que lo sacaron y se trate de reemplazarlos con probables ingresos de futuros impuestos que uno no tiene la certeza de cuanto se recaudara.La respuesta es que se trata de uno de los requerimientos del FMI, es decir la quita de los fondos específicos”.

Obras paralizadas

Refirió  asimismo,  al estudio de la Fundación Mediterráneo que marca con claridad lo que se viene explicando desde siempre en Formosa en el sentido de que al fijarse los montos de inversión de la obra pública nacional, el 90% se centra en Ciudad Autónoma de Buenos Aires  y provincias como Buenos Aires y Córdoba.

“En provincias como Formosa está prácticamente paralizada la obra pública que es la que dinamiza la economía ya que, insisto,  todo se concentra en la zona central del país, lo que evidencia un claro tufillo electoral”, puntualiza.

Como “la peor de la historia” califica a la inversión en materia habitacional desde el gobierno nacional mientras que en lo vial,  la parálisis del tramo de la autovía Mansilla-Tatane preocupa, lo mismo que la planta de agua potable para Clorinda que tiene asignada un crédito internacional y está totalmente parada.

Dijo que todo ello afecta lo laboral en todo sentido, desde el obrero de la construcción a otros sectores como el de los carpinteros y los  ladrilleros, además de prestadores de servicios.

Tras insistir en que es fuerte el perjuicio que produce  a toda economía que se dinamiza a través de la obra pública, el ministro opina que con el informe nacional producido por la prestigiosa Fundación Mediterránea la realidad adquiere mayor expansión en su con conocimiento “ aunque   acá nosotros lo vemos a diario y, de inversión nueva ni hablar”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here