Prosigue asistencia a familias anegadas en puerto Pilcomayo

Compartir

Vecinos de la zona de Puerto Pilcomayo afectados por la crecida de las aguas continúan recibiendo atenciones integrales de salud por parte de un equipo del hospital distrital “Cruz Felipe Arnedo” de la ciudad de Clorinda que trabaja en conjunto con personal del municipio local.

La asistencia es brindada a las familias que transitoriamente se ubican a la vera de la ruta y otras que en sus viviendas emplazadas en la zona se encuentran bordeados por las aguas.

Hasta el lugar, llegó una vez un equipo conformado por médicos clínicos, pediatras, enfermeros, vacunadores, nutricionistas y otros profesionales sanitarios, quienes efectuaron múltiples atenciones a niños y adultos, reforzando la atención a grupos vulnerables como: embarazadas, pacientes con enfermedades crónicas, bebés y menores de 5 años y adultos mayores.

Los profesionales, evaluaron de manera integral el estado de salud de los integrantes de cada  familia, relevando las necesidades y dando las mejores respuestas a sus demandas sanitarias, a través de controles exhaustivos.

Cabe mencionarse que en esta ocasión, las consultas incluyeron: control de signos vitales, además de los antropométricos (peso, estatura y talla). Medición de la temperatura, presión arterial y glucemia. Esto fue completado con el examen nutricional de acuerdo a cada edad y el seguimiento a los pacientes con patologías crónicas.

También fueron efectuados controles bucodentales por parte del servicio de odontología, curaciones, chequeos de los carnets de vacunación con la respectiva aplicación de las dosis de vacunas faltantes a cada edad y según las condiciones de salud de cada persona, tal como lo establece el calendario.

En dicha instancia se aprovechó la ocasión para acentuar la aplicación de la dosis extra de vacuna triple viral a los niños de entre 13 meses y 4 años, tal como lo indica la campaña de seguimiento 2018 que tiene por objetivo mantener la eliminación del sarampión y la rubéola en nuestra provincia, la cual se mantiene en vigencia hasta el 30 de noviembre.

Al final de cada atención fueron programados turnos para atenciones con distintos especialistas en el hospital distrital, al tiempo que fueron entregados los medicamentos recetados por cada uno de los profesionales, tanto para la continuidad de tratamientos de enfermedades crónicas, como para el cumplimiento de los indicados para las afecciones estacionales.

Sumando acciones a la asistencia, los operadores sanitarios de la base Vectores de la localidad, concretaron amplias labores dispuestas para la prevención del dengue: Entre ellas fueron reforzadas las fumigaciones, el descacharrizado y la promoción de los cuidados necesarios para evitar en el ambiente la presencia del mosquito vector, el Aedes aegypti.

Se entregaron repelentes, explicando la necesidad de protegerse de las picaduras mediante su aplicación cada 2 o 3 horas. Y se concientizó a los vecinos sobre la importancia de eliminar diariamente de los recipientes y objetos el agua acumulada, sobre todo los que se encuentran alrededor de las casas en la intemperie, recalcando que allí se alojan los mosquitos y se reproducen.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here