Genera preocupación nuevo ciclo de aguas altas del rio Pilcomayo

Compartir

Las copiosas lluvias de las últimas semanas en gran parte de la cuenca del rio Pilcomayo, genera preocupación de antemano a un mes y medio del inicio del ciclo de aguas altas del curso, sobre todo a partir de la catástrofe en una vasta zona del extremo oeste producto de la anterior crecida.

Así lo revelo el diputado provincial Roberto Vizcaíno, admitiendo que existen comunidades que no serán reconstruidas porque han quedado sepultadas con más de un metro de sedimento en las extraordinaria inundación anterior. “Es imposible retornar a estos sitios y hacerlos habitables, porque a diez centímetros por debajo del terreno firme existe es una suerte de pantano enterrado, lo mismo que en las casas y edificios públicos”, afirmo.

Dijo que el escenario social es complejo, aunque existe un estado provincial presente en todo momento, “acompañando a los grupos de 15 a 18 familias que fueron buscando donde reubicarse en esta que es la época de siembra y de aprovechamiento del algarrobo”. “Aunque les aclaramos que no existe el 100% de seguridad en sus nuevos sitios de asentamiento, porque el rio tiene un comportamiento impredecible, no obstante de la firmeza en el compromiso de trabajar para su resguardo, tanto en las defensas como en las correderas de escurrimiento de las aguas”, expuso.

Dijo que “estimamos que tendremos problemas, y las obras apuntan a mitigarlos, por ello es que resulta complejo definir nuevos asentamientos”, señalando que “hay poblaciones importantes de referencia como Vaca Perdida y La Rinconada que no fueron afectadas, y en ambas jurisdicciones estamos reforzando los anillos de defensas, en otros lugares se ejecutan tareas puntuales que son necesarias”.

Vizcaíno sostuvo que “esperamos que no se repita la catástrofe del ciclo pasado en los meses de febrero y marzo donde tuvimos picos de hasta 7000 metros cúbicos por segundo, cuando años anteriores no llegaron a los 2000 m3. Pero ante lluvias tan importantes que se están dando ya ahora, existe una preocupación de lo que pueda darse más adelante”.

 

Mas compromiso nacional

 

Pondero el legislador las “fuertes gestiones de Formosa” que vinculo a que “Cancillería argentina se ocupara del tema y convocara a los países miembros de la cuenca del Pilcomayo (Paraguay y Bolivia) y sumara incluso a la esfera de Recursos Hídricos”.

Aludió al “taponamiento del canal paraguayo en la zona de repartición que hacía que todas las aguas ingresaran a nuestro territorio y generaran dificultades parta ejecutar los trabajos necesarios (correderas y defensas) antes del inicio del ciclo de aguas altas. Esto se soluciono y paulatinamente nos permite trabajar con las maquinas convencionales”.

Tras aludir a las “lluvias muy importantes que inciden a que estén ingresando caudales altos para la época, de unos 300 milímetros por segundo”, opino que “no solo se requieren trabajos en territorio formoseño, sino en Salta y Bolivia –además de los que ejecuta Paraguay-, con lo que reuniones como la que hizo Cancillería es importante para acordar tareas que sirvan para el conjunto de estados que forman parte de la cuenca”.

Dijo que el gobernador (Gildo) Insfran explico los alcances de los trabajos puntuales que ejecuta Formosa, aunque Vizcaíno demando un mayor compromiso nacional “en lo económico y en el proyecto de obras necesarias que debemos articular en común con otros países y Salta, para que así puedan favorecer a todos”.

Comento que el anillo de defensas que se hizo en la localidad salteña de Santa Victoria Este hizo que mucha más agua fuera derivada a nuestro territorio anegando zonas del centro del departamento Ramón Lista, en cercanías de El Chorro y llegando incluso hasta Pozo de Maza.

“El gobierno pidió que Nación asuma un mayor compromiso, mas allá de eso el gobernador instruyo a que se iniciaran las obras en tiempo y forma, para lo cual se han afectado recursos propios de la provincia”, significo.

Para Vizcaíno el aporte federal no debe operar “como una dadiva, sino que estamos hablando de rio de carácter internacional y tripartito, compartido además con Bolivia y Paraguay, y a nuestro país le asiste legítimos derechos y obligaciones”.

“Expongo esto porque para nosotros el rio Pilcomayo es una causa provincial y nuestra lucha en su defensa es irrenunciable, y un vasto territorio formoseño depende de sus aguas porque es quien da vida al bañado La Estrella, pero insisto, es un curso de carácter internacional y es imperativo que el estado nacional se involucre fuertemente en resguardarlo”, enfatizo.

Concluyo ponderando “la tarea del gobernador es muy importante a partir de que se está instalando la preocupación en el Pilcomayo que es un curso con una dinámica muy propia que demanda trabajos permanentes e inversiones importantes, tomando como base de que pueda darse un reparto igualitario de las aguas en el Paraguay”.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here