Fortalezas productivas regionales: Tomates, como alternativa de diversificación sustentable

Compartir

Más de 200 familias con pequeñas superficies concentradas en la cuenca ubicada a poco más de 100 kilómetros de la ciudad capital en tres colonias Palma Sola, Paraíso y San Juan, generan con gran acierto y esfuerzo de calidad en un sistema de producción integrado y diversificación consolidado, siendo una evidencia genuina de las políticas del PAIPPA, que han permitido que los productores tengan igualdad de oportunidades, fuera cual fuera su ideología y posibilidad de inversión. Con la participación activa del Gobierno de la Provincia se ha logrado que en los últimos años se incrementara de manera excepcional el número de familias incluida al programa de asistencia que a través del ministerio de la Producción y Ambiente ya lleva cuatro años de acompañamiento y trabajo en conjunto con la Municipalidad de Laguna Naineck.

Cabe mencionar que, a dicho sector se respaldó con movimiento de suelo, semillas de tomates, insecticidas y fertilizantes, semillas de maíz, y pack de protección, de esta manera el productor logra bajar sus costos de producción en más de un 60%, lo cual le genera mayores ingresos a su familia.

Es necesario destacar que cada uno de estos productores tomateros, tienen entre 3 y 5 cultivos que lo escalonan y van generando ingresos a lo largo del año. De igual manera se trabaja con el cultivo de tomate, realizando inteligentemente los productores hasta 3 siembras escalonadas y vendiendo más del 60% de su producción en los meses de julio, agosto, y septiembre según los relevamientos realizados.

El director de Producción Sustentable, Guido González, destacó que “en cada una de las reuniones mantenidas con el sector, siempre se le transmitió que desde esta cartera productiva no se puede asegurar la comercialización de sus productos, ya que, los mismos perecederos se encuentran enmarcados en la oferta y demanda, lo cual, no es posible inferir en los precios. Pero sí, realizar las gestiones para acercar compradores a fin de realizar las negociaciones correspondientes con los productores, además generar puntos de venta como las ferias, y un seguimiento constante de los mercados y el asesoramiento técnico permanente”.

Como habitualmente ocurre con el tomate, los meses de julio, agosto y parte de septiembre, arrancan con precios en alza, para luego bajar su valor, debido a una sobreoferta. Volviendo a subir los precios para fines de noviembre a causa de una menor oferta.

Teniendo en cuenta que las políticas nacionales han destruido las economías regionales de la mayoría de las provincias del país, Formosa mantiene el modelo político de fortalecimiento a cada una de las economías que movilizan a las localidades formoseñas, tal es así, el apoyo a los productores de cucurbitáceas (zapallos, sandias, melones) tomateros, bananeros, mandioca y batata, granjas integradas (lechería, ganado menor, aves, cerdos) horticultores, apicultores, agricultura extensiva, forestación y ganadería, con un arduo trabajo del Instituto Provincial de Acción Integral para el Pequeño Productor Agropecuario (PAIPPA) 

Se destaca que, cada uno de los aportes a los paiperos y medianos productores, genera en cada localidad un movimiento económico en las despensas, verdulerías, ferreterías, casas de electrodomésticos, buloneras, gomerías, dinamizando así, la economía en los pueblos formoseños.

De esta manera, se genera por lo anterior mencionado un modelo productivo formoseño, sustentable que genera alimento a todos los formoseños logrando la soberanía alimentaria y ubicando el excedente fuera de la provincia.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here