Zambon expuso lo particular de la ultima crecida del rio Pilcomayo

Compartir

El coordinador de la Unidad Provincial Coordinadora del Agua, ingeniero Horacio Zambón, expuso las particularidades de la ultima crecida del rio Pilcomayo, la cual tuvo características extraordinarias y dejo severas secuelas en territorio formoseño.

Tras reconocer que este fue un año muy especial del comportamiento del Pilcomayo y refiriéndose  específicamente al proyecto Pantalón recordó que data del año 1991 a través de un acuerdo entre Argentina y Paraguay  destacando que “se trata de una obra importante que de cierta manera ha puesto un punto de paro al proceso de colmatación del Pilcomayo.” Aclarando que a partir de ese año y con diversas vicisitudes y características propias de este río, es que ambos países y en especial Argentina (Formosa y Salta), hacen lo que tienen que hacer para que este sistema pueda seguir existiendo.

Aclaró que en el caso del 2018 y refiriéndose al ciclo hidrológico normal  que comienza en diciembre  expresó que “fue muy particular  ya que tuvo varios frentes de ataque,” ya que no sólo fue el caudal del río mismo normal sino que se sumaron caudales de consideración por el desborde mismo producidos en territorio salteño de Monte Carmelo, Santa María y Santa Victoria, entre otros tantos fueron puntos de fuga    que por margen derecha, alimentan al territorio salteño y ponen en actividad  una serie de meandros  o red de paleo cauces( ríos que han tenido una actividad  hace miles de años) , formando una  abanico aluvial importante que inclusive muchos especialistas del mundo ( de la comunidad europea y rusa )lo han distinguido poniendo en evidencia las probabilidades de ocurrencia de algunos fenómenos de consideración.

Estimó Zambón que esto es lo que ha ocurrido ya en años anteriores, aunque este ciclo fue “con mayor énfasis, fuerza y magnitud “, ya que se activaron las redes de paleo cauces ya que las aguas han transcurrido las fronteras tanto de Salta como la de Formosa, ingresando a territorio formoseño activando viejos paleo cauces  que hace muchísimos años no tenían una vida hídrica. “Estas aguas en su avance fueron las que trajeron las dificultades y perjuicios a quienes están asentados en sus cercanías.”, describió.

Según el coordinador de la UPCA, la prueba de ello es que “los avances de agua en estos paleo cauces afectaron a zonas como María Cristina, Santa Rosa y Santa Teresa- situadas a la vera del río- donde una gran masa de agua ha corrido en forma laminar y otro tanto ha ocurrido con localidades ubicadas más al norte como General Mosconi  donde se activó la cañada de El Chorro como la del Kilómetro 26 y al sur otra cañada importante llamada La Rica que no estaban activadas desde hace muchísimo tiempo”.

 

Nueva comisión

 

Describió que toda esta situación  produjo que se abriera el dialogo  tanto a nivel provincial con las provincias de Salta y Jujuy  para analizar la situación. Indico que “desde Formosa se ha solicitado a la nación una serie de estudios de a los efectos de poder ver en actualidad todo este comportamiento y también ejecuciones obras   a fin de estar preparados  para eventos de similares magnitudes y poder compatibilizarlos posibles daños que se pudieran causar”.

Expuso que “se formó una comisión que es nueva en la república Argentina y que venía gestándose desde años atrás y que es la Comisión interjurisdiccional argentina de la cuenca del río Pilcomayo  de la que forman parte las tres provincias dueñas del recurso- Formosa Jujuy y Salta –  y la nación como parte componente de esta comisión”.

Explico que “este año recién se ha conformado la parte legal correspondiente en un ámbito federal pasando por los ámbitos legislativos de las tres provincias y este año ha tenido el correspondiente en el Congreso Nacional.”, agregando que “esto le da vida  a este organismo de  tal manera que se perfila como algo viable, como una pista de aterrizaje  para canalizar los estudios y solucionar la situación   en esta zona norte del país”.

Recordó que “el río Pilcomayo tiene características propias en cuanto a la cantidad de sedimentos que arrastra en su cauce e inclusive en las zonas críticas como La Rinconada, han tenido cantidades abismales de sedimentos depositados, replicándose la situación  en la franja costera del territorio salteño”.

Planteo que este tipo de escenario es lo que “se quiere estudiar y entonces en el marco de colaboración mutua entre las provincias y la nación darle el estudio científico necesario como para tener todos los elementos, tanto de zona de desbordes, tiempos de traslado de las zonas afectadas, riesgo de inundación, probabilidades de ocurrencia  para estar preparados”.

 

Paraguay trabajo en

Territorio formoseño

 

Consultado sobre la situación del río del lado del Paraguay explicó que “el espíritu del proyecto Pantalón es la distribución equitativa de las aguas y mantener con vida este sistema a través del mantenimientos de ambas partes”.

Dijo que “después de muchos años, Paraguay comenzó a canalizar en diferentes tramos, lo que es muy importante para el drenaje de aguas en tiempos de crecida funcionen los dos brazos y se distribuya de manera pareja tanto las aguas como los sedimentos, que es lo interesante.”

Aclaró que “hay muchos factores a tener en cuenta  en el sector que se produce este reparto. Hay unos 850 metros que se realizan en territorio argentino dado la configuración que ha tomado el rio, estas tareas desde el punto de vista de Formosa, entendemos que se han hecho con una serie de irregularidades, depositando los sedimentos en un sector de la parte argentina, cosa que no tendría que haber ocurrido por las consecuencias que conlleva esa descortesía para que persista en el tiempo este proyecto conjunto”.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here