Familias originarias reciben en sus hogares múltiples servicios de salud

Compartir

Los parajes San Luis y Santa Rosa, fueron nuevamente beneficiadas por el trabajo casa por casa dispuesto desde el equipo del centro de salud de la localidad de María Cristina ubicada en el oeste de la provincia, para reforzar las atenciones sanitarias que se dan día a día a los vecinos que allí residen.

Estas comunidades originarias, se encuentran distantes a unos 40 km de María Cristina. Allí un equipo de profesionales y agentes de salud recorrieron los hogares para brindar atención médica, consultas, vacunación, captación de pacientes para atenciones en diferentes especialidades, consejos sobre hábitos saludables y actualización de las libretas de salud escolar.

Los bebés y niños recibieron el “control periódico del niño sano” con mediciones antropométricas (peso, estatura y talla), evaluaciones visuales, auditivas y psicomotoras, revisaciones dérmicas y otros exámenes establecidos para esta edad.

También se repitieron en pequeños con síntomas de patologías estacionales “en su mayoría con manifestaciones respiratorias como tos, resfríos, catarros, que son muy comunes en esta época del año. Y en los escolares para realizar la confección de las libretas de salud, sumando el chequeo riguroso del carnet de vacunación y la aplicación de las vacunas faltantes.

Los adultos de las familias fueron igualmente destinatarios de múltiples atenciones, entre las que se contaron: medición de la tensión arterial, nivel de glucemia y de la frecuencia cardiaca. Solicitud de análisis de laboratorio y estudios complementarios en los casos necesarios, sobre todo en “los pacientes con enfermedades crónicas: diabéticos, hipertensos, cardíacos, por ejemplo”, explicaron desde el equipo de salud.

Se realizó asimismo la captación de mujeres embarazadas, a quienes se les  gestionaron turnos en el centro de salud para los respectivos “controles prenatales, y estudios de acuerdo al trimestre de gestación en el que se encuentran”. Y se les brindaron consejos sobre los cuidados fundamentales para la buena salud de ellas y sus bebés durante el embarazo.

 

Asesoramiento nutricional

 

Para complementar la jornada sanitaria, se dieron a las familias una serie de recomendaciones sobre la  importancia de una alimentación variada y equilibrada, que cuente con los nutrientes necesarios para que las personas se mantengan sanas “sobre todo los más chiquitos, ya que el consumo diario de alimentos adecuados y nutritivos es uno de los pilares fundamental para que el niño crezca y se desarrolle en buenas condiciones de salud y que llegue así a la edad adulta y se mantenga saludable por el resto de su vida”.

Dichos consejos poseen un enfoque intercultural, adecuándose a las costumbres de las familias originarias. Al respecto, los nutricionistas del equipo explicaron que por ejemplo las mamás originarias alimentan a sus niños solo con leche materna hasta el año y medio o dos años “es uno de sus rasgos culturales”.

Por lo tanto, aseguraron que “si tenemos en cuenta que lo ideal es que el niño a partir de los 6 meses vaya incorporando poco a poco  otros alimentos, más allá de continuar con la leche materna, una de las principales sugerencias es precisamente la alimentación complementaria a partir de esta edad para evitar que tengan problemas de bajo peso durante la infancia o trastornos a futuro que pueden ser físicos y mentales”.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here