Fiestas de fin de año: Consejos para guardar alimentos de manera segura

Compartir

En el marco de las festividades de fin de año, desde el ministerio de Desarrollo Humano de Formosa se brindan una serie de pautas a tener en cuenta a la hora de preparar y conservar los alimentos.

Teniendo en cuenta la tradicional costumbre de distintas preparaciones para dichas celebraciones, se recalcó que lo importante es evitar la presencia de bacterias peligrosas que causan Enfermedades Transmitidas por los Alimentos, las denominadas –ETA-.

Cabe aclararse que estas se originan cuando comemos alimentos y/o bebemos agua que contiene gérmenes peligrosos en cantidades suficientes para afectar nuestra salud. Sin embargo, si ponemos en práctica medidas básicas de higiene alimentaria podemos contribuir  a prevenirlas.

Para ello, en primer término, antes de la preparación de los alimentos, es importante mantener la higiene, tomando los recaudos como: lavar las manos con agua y jabón antes, durante y después de manipular alimentos; desinfectar las superficies que tengan contacto con estos: tablas para cortar, platos, utensilios, otros cubiertos, antes de comenzar a preparar cada alimento, después de prepararlos y antes de continuar con la siguiente preparación.

 

Alimentos cocidos

 

En el caso de los alimentos que requieren cocción, tener en cuenta que los alimentos se cocinan completamente cuando alcanzan una temperatura interna superior a los 70º C. Las carnes y comidas que llevan carne picada o trozada deben cocinarse hasta que no queden partes rojas o rosadas en su interior. Los huevos deben tener cocción hasta que la clara y la yema estén firmes y deben evitarse las recetas que contengan huevos crudos. Mientras que los rellenos de distintas carnes deben colocarse inmediatamente, después de prepararse.

 

Medidas para los que no requieren cocción:

 

En el caso de las preparaciones que no necesitan cocinarse, se recomienda: lavar minuciosamente las frutas y verduras con agua potable. Evitar la contaminación cruzada, un ejemplo típico de contaminación cruzada es el contacto de la sangre de la carne con alimentos cocidos, considerando que los alimentos crudos, en especial la carne, el pollo, el pescado y sus jugos pueden contener microbios peligrosos que pueden contaminar otros alimentos durante la preparación y el almacenamiento de la comida. Separar los crudos de los cocidos en todo momento, evitando el contacto entre ellos guardándolos también en recipientes distintos.

 

Conservación

 

Siempre para su mejor conservación y teniendo en cuenta las altas temperaturas características de nuestra zona, la mejor manera es mantener todas las preparaciones en la heladera hasta el momento de servirlos. Los alimentos cocidos y perecederos no deben dejarse a temperatura ambiente por más de dos horas.

Además, para trasladar las comidas de un lugar a otro, debemos asegurarnos de que no estén a temperatura ambiente por más de 2 horas. En tanto que los alimentos sobrantes no deben guardarse en el refrigerador por más de 3 días ni recalentarse más de una vez.

Asimismo se recomienda nunca descongelar los alimentos a temperatura ambiente. Se pueden descongelar con mayor seguridad: en la heladera, en el horno de microondas, como parte de la cocción, y si fueron congelados en porciones chicas pueden cocinarse directamente.

También mantener la temperatura adecuada para cada alimento a servir en la mesa. Es decir, que los alimentos calientes se mantengan a dicha temperatura y los alimentos fríos se conserven fríos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here