Vera advirtió que “para la oposición local todo lo del gobierno nacional está muy bien”

Compartir

Según el diputado provincial del PJ, Rodrigo Vera, para la oposición local mixturada en la UCR-PRO todo lo que “hace el gobierno nacional está bien, cuando la realidad cotidiana demuestra todo lo contrario”.

Primeramente aludió a que se está yendo un “año difícil por todo lo que vive el país, hemos debido estar muy atentos y cercanos a la gente, y en la provincia lo hicimos con políticas públicas de fuerte impacto socio-económico”.

Expuso que “este escenario complejo también demanda herramientas jurídicas como las aprobadas en la última sesión legislativa donde el Poder Ejecutivo convoco para el tratamiento de seis proyectos de ley”.

Puntualizo sobre el particular que “una de estas herramientas de enorme valor fue una iniciativa del Poder Ejecutivo para que no paguen el Impuesto al Sello todas aquellas personas que acceden a créditos hipotecarios para comprar, ampliar o construir su vivienda, destacando que se trata de una medida que ayuda a dinamizar la economía y por supuesto facilita un poco más el acceso a la casa propia”.

Afirmo que “esto se suma a todo el plan habitacional que tiene la provincia, en términos de viviendas urbanas, rurales, de modalidad aborigen, el programa de erradicación de asentamientos irregulares con los módulos habitacionales y los lotes con servicios destinados al Procrear”.

Por otro lado, refirió al tratamiento de dos leyes de adhesión a regímenes nacionales sobre pymes y emprendedores, las cuales establecen algunas facilidades impositivas.

Ante la discusión que se dio sobre esto último con la bancada minoritaria, Vera sostuvo que “si bien lo tratado fue aprobado por unanimidad, hay una visión muy particular y sesgada del radicalismo provincial a partir de la pérdida de brújula ideológica”. Por ejemplo, señalo que “aseguran que bajando los impuestos provinciales se solucionan los problemas de las pymes y los emprendedores, ante lo cual pusimos en contexto la discusión, ya que se tratan solo de paliativos, ya que el verdadero problema que tiene la producción y  la industria es el modelo económico del gobierno nacional. “Es la economía del presidente Mauricio Macri la que está poniendo en estado terminal a las pequeñas y medianas empresas, por algo se han cerrado miles de pymes en los últimos dos años”, afirmo, situando Vera como una de las causas de este escenario “la apertura indiscriminada de importaciones, que se refleja en tener este año el peor déficit de la balanza comercial de la historia argentina, con un 30% de aumento de los bienes y servicios importados del exterior y la baja de un 5% de lo que exportamos”.

Sumado a todo esto el negativo impacto de los tarifazos en los servicios públicos, con un incremento superior al 900% en la luz, subas tremendas que generaron enormes deterioros en toda la trama productiva argentina. Las más castigadas son las pymes, principales generados de fuente de trabajo”.

Expuso que otro de los factores generadores de una marcada contracción socio-económica es el encarecimiento del financiamiento. Para cualquier productor es muy difícil acceder a créditos, ya que tenemos un gobierno nacional que prioriza la especulación financiera, pagando tasas muy altas para las LEBACS, que supuestamente servían para bajar la inflación, y eso también les falló”.

Para el legislador “se tratan causas que generan un enorme daño, y la oposición local prefiere no verlas, no analizarlas y mucho menos tiene la intención de solucionarlas. Es que para ellos todo lo que hace el gobierno nacional está bien, aunque la realidad cotidiana demuestra todo lo contrario”.

 

“Certificado de fracaso”

 

Para Vera, “la conferencia de prensa del Jefe de Gabinete Marcos Peña con el equipo de Economía macrista ha sido el certificado de fracaso del modelo económico nacional”. Expuso “dos detalles que no pueden pasar desapercibidos: El primero es que doce horas antes se había aprobado el presupuesto nacional en el Senado con una proyección inflacionaria del 10%, adecuando todas las variables macroeconómicas a ese número, pero horas después de sancionado, el gobierno la pasa al 15% y deja a todo el presupuesto desfasado”.

Advirtió que “esto no se da ni en los países más endebles del mundo, sin embargo y lamentablemente aquí se dan estas clases de shows. Es algo muy triste, de denota una gran inseguridad jurídica y desorientación económica”. Incluso afirmo que “demuestra la derrota de la lucha contra la inflación, con lo cual echa por tierra la frase de campaña del PRO que este tema se solucionaría en pocos días”.

Refirió a que “lo mismo ocurre con el déficit, que el macrismo criticaba y al asumir el gobierno lo duplicó. Ahora tratan de cubrirlo con dueda, y luego de beneficiarnos con un  desendeudamiento histórico con el gobierno anterio, ahora en dos años se llego a un extremo endeudamiento similar al desastre económico de la dictadura militar”.

 

“Insfran, un gran piloto de tormentas”

 

Dijo que “más allá de que Formosa es una provincia desendeudada y goza de superávit fiscal desde hace una década y media gracias a las gestiones y buena administración de nuestro Gobernador, somos parte de un país y todo lo que está ocurriendo nos preocupa muchísimo, ya que todas las medidas nacionales impactan también en nuestra realidad”.

Concluyo diagnosticando que “el 2018 será un año aun más complicado que el que estamos dejando”, para parafrasear a Arturo Jauretche en que “los pueblos tristes no vencen, así que no hay que desanimarse, ya que los formoseños superamos peores adversidades, con una carta de navegación que es el modelo formoseño y sobre todo un gran piloto de tormentas que es el gobernador Gildo Insfran, tenemos todas las condiciones para salir adelante. Con unidad, organización y solidaridad, venceremos cualquier adversidad”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here