Egresaron hace medio siglo de la EPET 1 y se reencontraron en reciente acto de promoción

Compartir

El reciente acto de promoción llevado a cabo en la Escuela Provincial de Educación Técnica 1, tuvo como particularidad saliente el reencuentro de varios de los alumnos que egresaron 50 años atrás, quienes emocionados volvieron a vestir el uniforme del otrora “Industrial”. Inclusive y portando gallardamente la enseña del establecimiento, abanderado y escoltas estuvieron encabezando la ceremonia de colación junto a los abanderados actuales del establecimiento.

Entre este grupo se encontraba el físico e investigador del CNEA, docente del Instituto Balseiro, Rolando Granada, quien viene realizando una fuerte tarea de apoyo al desarrollo científico-tecnológico en la provincia.

“Estamos participando no de la juventud de estos chicos que hoy egresan, pero ciertamente sentimos la misma emoción al volver a

nuestra querida escuela y poder devolver un poco de tanto que hemos recibido de ella”, afirmo.

Justamente hubo coincidencia al destacar que es Granada el principal impulsor para que en el seno de la EPET 1 y con docentes de ese establecimiento involucrados, se impulsara la creación de tecnicaturas con orientación nuclear, como la especialización técnica en instalaciones nucleares, la de especialista técnico en instalaciones de equipamiento de medicina nuclear y el de especialista técnico en telecomunicaciones.

“Siento orgullo y la satisfacción de haber colaborado para que Formosa incorpore nuevas puertas de oportunidades para los jóvenes”, afirmo, entendiendo que “la educación es la herramienta principal para poder seguir avanzando

Otro de los ex alumnos que estuvo fue Luis Raúl Saporiti. “Parece que fue ayer, pero pasaron 50 años”, sostuvo, para contar que “hace un  tiempito nos reencontramos con muchos compañeros y charlamos tantas cosas y caímos en que paso medio siglo de aquel tiempo donde pasamos muchas alegrías en esa etapa tan linda de nuestras vidas, aunque todos nos sentimos realmente contentos y realizados”.

Por su parte, Luis Alberto Díaz, quien vino desde Buenos Aires a este acto tan especial donde se volvió a encontrar con sus compañeros de medio siglo atrás conto: “siento un enorme orgullo de haber egresado esta escuela, la misma sensación de un sobrino mío que curso aquí, y realmente al ver a estos chicos que hoy se reciben, me trae tantos recuerdos hermosos y esa felicidad que nos dio en ese entonces cuando fuimos jóvenes con tantas ilusiones”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here