Consideran que “corresponde que vecinos todos unidos trabajemos contra las drogas”

Compartir

Luego que el padre Juan Rosasco de la Capilla Nuestra Señora de la Merced de Ingeniero Juárez, afirmara que, “el narcotráfico es un delito y a los vecinos no les corresponde trabajar sobre el tema”, desde el Programa “Yo elijo ser libre”, que se viene desarrollando desde la Defensoría del Pueblo de la Provincia y que tiene por objetivo la prevención y lucha contra las drogas, el alcohol y otros flagelos que golpean fuertemente a nuestra sociedad, especialmente a las franjas sociales de los niños y jóvenes.

El Titular del Organismo de la Constitución Provincial José Leonardo Gialluca, señaló que acompañamos a toda la comunidad de Ingeniero Juárez en su permanente lucha contra las drogas; pero no estamos de acuerdo en que. “a los vecinos no les corresponde trabajar sobre el tema, tal como lo afirmara Rosasco”.

El Ombudsman Provincial señaló que la lucha por la salud y la preservación de las capacidades físicas e intelectuales de los niños, jóvenes y de toda la sociedad, “nos incumbe a todos, más allá del aporte de los especialistas, pero es esencial el trabajo y la colaboración de la gente común”. La protección de los Derechos Humanos se da a través de una Política compleja de: Prevención, Tratamiento,Prohibición y Aplicación de la Ley. A través de la educación para impedir o parar el uso de drogas con la ayuda de padres, de Programas educacionales, de los clubes deportivos, de las Iglesias, de nuestros abuelos, con la ayuda de los docentes y de grupos de jóvenes; y es por ello que para lograr un “Estado del Bienestar” en donde debemos disminuir las desigualdades sociales, ofreciendo solidaridad a todos aquellos que han caído en el flagelo de las drogas o del alcohol y para ello todos debemos ser actores activos en campañas de esclarecimiento de separar y alertar de los falsos amigos, puesto que la vida en sociedad implica necesariamente aceptar restricciones a nuestras libertades que nunca son absolutas y en todo esto el Estado está por encima de los ciudadanos para velar por todos y todos los que trabajamos coordinadamente contra el flagelo de las drogas, queremos que la sociedad se involucre denunciando a los traficantes y a quienes lucran con la muerte de nuestros jóvenes y en este sentido por ejemplo, colaborar con; “los Buzones Para la Vida” que la Defensoría del Pueblo tiene distribuidos en decenas de lugares y en donde se pueden realizar denuncias anónimas, que luego son tratadas por las Autoridades Competentes, es un modo de que entre todos nos ayudemos y que los vecinos asociadamente trabajen contra las adicciones.