Para Zambón los recientes frentes de tormenta cambian la situación de extrema sequía y permiten “pensar en otro horizonte”

Compartir

Aunque adviritió que, recién a fin de año, sucederán las precipitaciones en la alta cuenca.

El administrador de la Unidad Provincial Coordinadora del Agua (UPCA), ingeniero Horacio Zambón, dialogó con la Agencia de Noticias de Formosa acerca de los recientes frentes de tormentas que se dieron en la provincia de y anticipó que “está cambiando la situación de extrema sequía”.

“El mes de septiembre ya fue una constante la presencia de diferentes frentes de tormentas que se está dando en toda la región, por suerte, si bien no son frentes que arrojan un gran volumen de agua, sino de 20 o 10 milímetros en algunos, con lo cual ya está cambiando la situación de extrema sequía que teníamos atrás y nos permite pensar en otro horizonte”, sostuvo.

En ese marco, el responsable del área sugirió comparar la situación actual con la del año 2020 y consideró que “fue muy parecida” pero resaltó que “estos frentes se dieron recién el 15 de octubre y ahora fue a inicio de septiembre”.

“La naturaleza muchas veces nos muestra estos desniveles diferenciados en un mes, lo cual es normal, pero hemos tenido una sucesión de frentes del martes, miércoles y tenemos viernes y sábado con precipitaciones”, señaló.

Además, indicó que la zona más afectada es la región este de la provincia, es decir, desde Ibarreta hacia el este, “fundamentalmente la sudeste, todo lo que es el sector contra el río Bermejo está más afectada con estos frentes que en cierta manera ya traen alivio a toda la región agropecuaria”.

“Como lo vengo diciendo también faltaría mayor volumen de agua precipitada como para recargar algunos acuíferos, que muchas veces se utilizan de reserva para todas las actividades agropecuarias y de consumo humano, pero mientras tanto, esta es una buena noticia”, aseveró.

En cuanto a los ríos Bermejo y Pilcomayo, Zambón recordó que la característica principal es que los frentes se harán presentes a fin de año, en diciembre, “generalmente para las fiestas de fin de año es que suceden precipitaciones en la alta cuenca, territorios de Bolivia, Salta, Jujuy y recién comienza a pronunciarse en una manera diferente”.

Por último, en lo que respecta al rio Paraguay, argumentó que “sigue con una constante permanente desde sus nacientes en territorio brasilero, paraguayo, y en todos los puertos con su información diaria nos demuestra que baja paulatinamente en forma sostenida”.

“El puerto de Formosa está manteniendo en casi 50, 40 y algo centímetros por debajo del cero, lo cual es bueno desde el punto de vista que se mantenga, aunque sea unos días con estos niveles”, explicó.

Y concluyó: “Pero la tendencia general es una bajante, aún sin pronunciamiento positivo en recargas del gran pantanal que es este ecosistema importantísimo que tenemos en la cabecera de la cuenca del río Paraguay”.