Equipos de salud brindan charlas para sensibilizar sobre violencia de género

Compartir

Pacientes y vecinos del centro de salud del barrio 7 de Mayo, ubicado en la circunscripción cinco de la ciudad, participaron de una charla sobre violencia de género, destinada a sensibilizar y concientizar a la comunidad acerca de esta problemática.

El encuentro tuvo lugar en la sala de espera del efector y fue organizado por los profesionales de salud. Como principales destinatarias tuvo a las mujeres del mencionado barrio y, de los otros aledaños, que se encuentran en el área programática del efector.

“Pero no sólo fue para las vecinas, también el objetivo fue sensibilizar a los varones y a toda la comunidad, sobre esta problemática tan vigente que afecta significativamente a las mujeres”, comentaron desde la dirección del centro sanitario.

En el marco de la charla, se brindó información sobre los tipos y modalidades de violencia hacia las mujeres, con el fin de aportar herramientas para “reconocer y detectar”, tempranamente, “conductas y situaciones violentas”. Se trataron también los derechos sexuales y reproductivos, desde un enfoque de género y de respeto por la diversidad sexual y cultural.

Asimismo, se describieron los centros de ayuda a los que pueden acudir las personas que pasan por estos hechos; y se dieron a conocer los recursos disponibles para solicitar asistencia y ayuda.

Cabe destacarse el balance positivo de la jornada, que contó con la participación activa de las presentes, quienes compartieron e intercambiaron experiencias vinculadas a este tipo de hechos, manifestando empatía y solidaridad con sus pares.

Se dieron detalles de qué se debe hacer y cómo actuar en casos de violencia, numerando tanto los recursos con los que cuenta la víctima de violencia; como los que están al alcance de terceros, es decir cualquier persona -amigo, familiar, vecino- que pueda asistirlas.

En la misma línea, resaltaron el aumento de casos domésticos, registrados en el contexto de pandemia, destacando que el aislamiento puede agravar las situaciones de violencia porque “convivir un mayor tiempo con el maltratador facilita el control y las agresiones”.

Al respecto, recomendaron a la comunidad a estar más atentos porque la situaciones de violencia en estos tiempos “corren el riesgo de volverse más invisibles” y esto puede afectar gravemente “a la salud mental y física” de las víctimas.