Campaña evangelista en Laguna Yema

Compartir

De “gran adhesión popular” fue considerada la campaña evangelista realizada por todos los pastores de Laguna Yema, quienes con su labor lograron que “los evangelizadores del hermano Carlos Annacondia y su ministerio nos acercaran un poco más a Jesús”.

“Se conformó un equipo de trabajo y se coordinó con quienes son parte de los evangelizadores del hermano Carlos Annacondia con más de 30 años al servicio de quienes más necesidades padecen  y predicando la palabra de Dios”, explico la doctora Dolly Delgado que presidio la comisión organizadora lugareña.

 “La gente se reúne porque necesita de Jesucristo, porque en el plan de Dios es el camino que nos conecta con él”, sostuvo, señalando que gran parte del pueblo y familias de la zona se convocaron masivamente durante tres noches en el amplio anfiteatro natural lugareño, para “escuchar el evangelio, poder recibir oraciones por sanidad y liberación del corazón, además de problemas del alma y el espíritu”.

“Ocho personas, gente de fe vinieron de Buenos Aires para estar junto a nosotros por tres días, son los encargados de la campaña en el país y que luego de más de un año de preparación pudimos concretar la reunión”, dijo Delgado.

Expuso que “nnosotros creemos que si el hombre no cambia en profundidad en espíritu es imposible que pueda modificar hacia afuera. Se trata de tener una relación con Jesús y no de una religión se producen cambios en su interior que serán vistos hacia afuera”.

Considero “muy importante lo que paso aquí, porque mucha gente casi desahuciada y sin ganas de vivir, encontró en Jesucristo una salida, un motivo para vivir. Ese inició con los cambios es algo que socialmente impacta, a partir de que una sociedad con fe y que cree en Dios, empieza a tener valores y por ende modifica actitudes de vida”.

Destaco que “invitamos al gobierno a participar y fueron muy gentiles, incluso nos acompañó el jefe de Gabinete, Antonio Ferreira, el vicegobernador electo Eber Solis y el diputado Roberto Vizcaino, el administrador del IPS, Hugo Arrua”, añadiendo que “conversamos largamente, incluso compartimos todo un culto y nos hizo sentir que no estamos predicando al aire, sino que comparten ese propósito de ver a las familias formoseña en paz y felicidad”.

Dijo que la gente que vino se mostró “gratamente sorprendidos por la calidez recibida de los pobladores y se comprometieron a volver, algo plenamente compartido por el evangelista Carlos Annacondia que nos dejó su ministerio que es conocido nacional e internacionalmente en cuanto a sanidad y a liberación. Viendo que la sociedad está cada vez con más problemas emocionales y espirituales, fue acertado traerlo porque creemos que les va a hacer bien a muchos”, detalló.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here