Estreptococo: Salud dice que “rara vez” se agravan casos que generan muertes

Compartir

El doctor Julian Bibolini, referente del área de infectología del ministerio de Desarrollo Humano de la provincia instó a la población a no “generar psicosis” respecto a los lamentables casos ocurridos en Posadas y Rosario, que están en investigación, cuyo causante sería la bacteria estreptococo. No obstante, replicó las palabras de las autoridades locales de esas provincias que descartan un brote.

“La bacteria se llama estreptococo pyogenes, es una bacteria muy común diseminada entre los seres humanos. Es la causante en general de estas faringitis pultáceas (que es cuando las amígdalas se ponen con pus), también puede causar lesiones en la piel (pequeñas costras)”, inició.

Añadió que otro efecto de esta bacteria es que a partir de esa faringitis pultácea se puede producir la escarlatina que son otras manchitas generalizadas en la piel pero “esto último son casos excepcionales”.

Ante todo, enfatizó que “la persona debe consultar al médico y éste rápidamente resuelve con los antibióticos adecuados. Muy rara vez pueden ocurrir los hechos que salieron publicados estos días en los medios de comunicación. No existe una vacuna contra esta bacteria, la infección responde muy fácil a los antibióticos en general, por lo tanto solo se puede prevenir y tomar todas las precauciones”.

Por ello, recomendó que “todo paciente que tenga fiebre, dolor de garganta, ganglios en la garganta o en el cuello y que sean muy dolorosos que ni siquiera puedan tragar saliva, debe consultar siempre al profesional médico, no automedicarse con antibióticos porque podría alterar los estudios que se le realice para hacer el diagnóstico; lo correcto es que ante un dolor de garganta con mucha fiebre y ganglios inflamados se debe consultar al médico”.

 

Transmisión

 

Bibolini explicó que la infección se puede transmitir por saliva, por compartir cubiertos, vasos, la bombilla del mate, de todas maneras no necesariamente la otra persona va a desarrollar si o si la infección por haber compartido estos elementos; “de igual manera se aconseja no compartir ninguno de estos elementos mencionados durante la evolución de la enfermedad. Una vez que el paciente realizó el tratamiento, indicado por el profesional médico, desaparece la infección y ya puede hacer una vida normal”.

Agregó que las manos son un vehículo de transmisión igual que la bombilla y el cubierto porque la bacteria va a la mano y después uno lo lleva a la boca.

“Este cuadro infeccioso es más frecuente en los niños y adolescentes; después de la adolescencia es menos frecuentes lo que no quiere decir que no pueda tener un adulto también, puede que ocurra o no pero es menos frecuente”, detalló.

 

Prevención

 

El médico advirtió que para prevenir la infección por esta bacteria es muy importante las medidas de higiene habituales: lavado de manos cada vez que la persona tose, antes de comer, después de ir al baño, por ejemplo.

“Si tiene fiebre y le duele la garganta utilizar cubiertos individuales y no compartirlos entre los hermanitos ni grupo familiar, que solo esa persona utilice esos utensilios, igual que todos los otros elementos antes mencionados y que tengan contacto con saliva, por lo menos hasta que lo vea el médico y si le indica o no tratamiento porque no a toda persona que le duela la garganta va a ser causa de esta bacteria, ya que la gran mayoría casi el 70% son causas por virus”, expresó.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here