Ibáñez anticipo que la provincia ya tiene en caja recursos para el medio aguinaldo

Compartir

El ministro de Economía, Jorge Ibáñez, renovó su mensaje de tranquilidad a los empleados públicos, diciendo que el gobernador Gildo Insfran renovó la estabilidad de los mismos, al tiempo de anticipar que ya se cuenta en caja con los recursos para hacer frente al medio aguinaldo.

“Como lo dijimos antes, renovamos nuestro mensaje de tranquilidad a la gran familia estatal, que no tenemos ningún tipo de inconvenientes para afrontar las obligaciones salariales y, anticipo que no habrá problemas para afrontar el medio aguinaldo, incluso los recursos prácticamente ya lo tenemos en caja”, afirmo.

Advirtió que “esto que es una obligación del estado, a algunas provincias hermanas les resulta muy difícil poder cumplirlo. El propio gobernador ya lo dijo, no habrá inconvenientes, tanto en pagar salarios como el medio aguinaldo, y tampoco en abonar un nuevo escalón más del aumento fijado en su oportunidad”, expuso en directa referencia al 5% de recomposición que operara con los haberes del mes de julio venidero.

Admitió Ibáñez que “preocupa el retorno del pais nuevamente al Fondo Monetario Internacional con un préstamo que no sabemos las condiciones, pero ya las imaginamos”. Indico que saber de antemano las exigencias del FMI “no es porque uno sea inteligente, sino porque las recetas en el mundo entero es la misma, un ajuste del estado nacional”.

Advirtió que “Nación ya ajusto al bajar enormemente en obra pública, así que lamentablemente queda solo el campo social donde ajustar”, insistiendo en que “el gobernador (Gildo) Insfran garantizo la estabilidad del empleado público en los momentos más bravos del país que se vivieron en la crisis de 2001, por lo que en ese sentido hay que estar tranquilos”.

Revelo que “tampoco nos está pegando tan fuerte esta corrida financiera y la consecuente devaluación, porque no tenemos deuda en dólares, no emitimos ningún tipo de bono en moneda norteamericana. Los créditos que hay en esa moneda son del Banco Mundial o del BID, y los montos son muy chicos y con posibilidades de pago”. Marco el contraste con las provincias que han contraído deudas en dólares, las cuales sostuvo “están muy preocupadas, porque lo presupuestado a fines de 2017 para este año, con la devaluación producida todo se fue por la borda, y es muy difícil recaudar en pesos para poder pagar las deudas en dólares”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here