Exhortan al abordaje desde la familia a la obesidad infantil

Compartir

La licenciada en Nutrición Valeria Gon, del Centro de Promoción de la Salud Estudiantil (CPSE) de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), hizo referencia a la obesidad infantil, señalando esta afección de los niños caracterizada por un importante sobrepeso para su edad y altura debe tratarse desde el grupo familiar. “Es fundamental concientizar sobre los buenos hábitos alimenticios a toda la familia”, remarcó.

“A partir de los controles periódicos de los médicos pediatras a los niños, si se detecta alguna alteración en el peso, son derivados a un nutricionista. Ése es el puntapié que a nosotros nos ayuda para ver y empezar ahí a evaluar”, explicó.

En ese sentido manifestó que el exceso de peso de los niños debe abordarse desde el grupo familiar, de una manera integral. “Es fundamental concientizar sobre los buenos hábitos alimenticios a toda la familia –sostuvo-. A la consulta van los padres con el niño y dicen: ‘Vengo a tratar a mi hijo’, pero es algo conjunto, porque si ese chico tiene sobrepeso es básicamente porque en padre, madre o los dos existe sobrepeso. Entonces, lo ideal es comenzar a tratar la afección desde la familia”.

Advirtió que “los tiempos cambiaron un montón. Hoy en día, cuando el chico tiene uno o dos años no hay inconveniente, el problema es cuando empieza crecer, los años van pasando y se aferra mucho al celular o a la computadora. Antes no teníamos más opción que salir a jugar o andar en bicicleta, es decir, se gastaba energía, ahora las vidas del adulto y el niño se volvieron muy sedentarias”.

Resaltó que “es más fácil cambiar el hábito de un chico que de un adulto, pero para cambiar ese hábito del niño, necesitamos que los padres lo cambien primero. Entonces es un conjunto, es algo que lo trabajamos entre todos”, subrayando la importancia de la actividad física. “No le vamos a decir a un niño de cinco años que salga a caminar, pero podemos darle la bicicleta, un monopatín, una patineta, una pelota, llevarlo a la plaza”.

Si bien reconoció que “es muy difícil el consumo de verduras en los chicos”, indicó que “es más factible que coman una fruta, pero tenemos que ir probando los vegetales en diferentes preparaciones”.

Propuso entonces “empezar con lo dulce, que es lo que más les llama la atención, como un puré de zapallo o elevar el consumo de frutas”, aclarando que a los niños “tenemos que otorgarles siempre los alimentos cocidos y en una forma progresiva, sin el agregado de azúcar, sal o condimentos. No nos cansemos de probar”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here