Sobre el cierre del ciclo lectivo insisten en el control de salud de los jardineritos

Compartir

Aunque ya se aproxima la finalización del calendario lectivo 2017, en todo el territorio provincial siguen sin pausas las tareas de confección y actualización de libretas de salud escolar con el objetivo de afianzar el control de la salud de los niños del nivel inicial y primario.

De este modo, una nueva instancia de evaluaciones de salud benefició a los jardineritos de las salas de 5 años del JIN n° 9 ubicado en el barrio Sagrado Corazón de Jesús. Esto fue realizado por un equipo del centro de salud El Pucú.

Los niños fueron alcanzados con exámenes médicos, odontológicos, oftalmológicos, y controles de enfermería; además recibieron las vacunas indicadas para esta edad con revisión completa de los carnets de vacunación, seguida de la actualización pertinente.

Puntualmente fueron concretadas: mediciones antropométricas (peso, estatura y talla), de temperatura y control de latidos y frecuencia cardíaca. También exámenes bucodentales, de la agudeza visual y auditiva. Fueron sumados además otros tantos controles pediátricos físicos y clínicos.

“Los controles multidisciplinarios son necesarios para ampliar el diagnóstico y detectar de manera temprana cualquier irregularidad en la salud de cualquier paciente y más aún en el caso de los niños”, comentaron desde el centro de salud. Agregando que “los detectados con factores de riesgo o algún problemita de salud son derivados con turnos programados para que hagan la consulta con el especialista indicado en nuestro efector o en el hospital de la Madre y el Niño, según el caso”.

Por su parte, los odontólogos que trabajaron en el establecimiento, insistieron en la promoción de la salud bucodental para inculcar en los chicos y en los padres que acompañaron, una serie de medidas de higiene y pautas alimentarias que “contribuyen al buen crecimiento de los dientes y a mantenerlos en buen estado, evitando así la formación de caries”, explicaron.

Como cierre del trabajo sanitario, la comunidad educativa -padres, niños, docentes y directivos- recibieron consejos acerca de la importancia que tienen los controles médicos periódicos y la práctica diaria de hábitos sanos para sostener un buen estado de salud.

Acerca de lo anterior, reforzaron puntos como: consumir alimentos sanos, beber abundante agua “en vez de gaseosas o jugos azucarados”, lavarse las manos antes de comer y luego de ir al baño, hacer actividad física “andar en bici, caminar, trotar, bailar, saltar la soga con los amigos, o cualquier ejercicio que nos permita mover el cuerpo y dejar de lado los vicios sedentarios como por ejemplo estar muchas horas frente a la computadora o el televisor, o con el celular”, subrayaron.

En tanto remarcaron aplicarse todas las vacunas “manteniendo siempre el calendario al día”, visitar al médico regularmente “sin esperar a sentirnos enfermos y hacernos los chequeos de rutina al menos una vez al año para detectar tempranamente cualquier problema para recibir rápido un tratamiento oportuno y asegurar la recuperación sin complicaciones”.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here