Entregan certificados a la primera especialización en ginecología y obstetricia realizada en la provincia

Compartir

 

“Un hecho trascedente para la formación médica, que fue posible gracias a la decisión política del gobierno de la provincia, a través de la gestión y el apoyo constante y sostenido del ministerio de Desarrollo Humano formoseño”, expresó el Dr. Javier Lukestik

Con un imponente acto académico llevado a cabo en el salón auditorio del HOCI (Hospital Odontológico de Complejidad Integrada), médicos de capital e interior recibieron los certificados de la primera especialización en ginecología y obstetricia realizada dentro de la provincia, organizada en forma conjunta por el Ministerio de Desarrollo Humano de Formosa y la AGOF (Asociación de Ginecología y Obstetricia de Formosa), con el auspicio de la FASGO (Federación Argentina de Sociedades de Ginecología y Obstetricia).

El trascendente evento para la salud provincial contó con la presencia de autoridades de la cartera sanitaria pública provincial, miembros de la FASGO y referentes de la AGOF, donde se hizo entrega de las certificaciones a más de 40 profesionales, del ámbito público y privado, que durante 2 años consecutivos cumplimentaron con esta capacitación superior y que culminó con un examen final al que asistieron evaluadores de la citada federación nacional.

El doctor Javier Lukestik, togoginecólogo, médico especialista de alto riesgo del servicio de obstetricia del Hospital de la Madre y el Niño; y presidente de la AGOF calificó al acontecimiento como “destacado para el área de salud de nuestra provincia”, teniendo en cuenta que habitualmente, en años anteriores “para lograr una especialización de este tipo teníamos que ir a Buenos Aires o otra provincia”.

Seguidamente agregó que esto fue posible “gracias a la decisión política del gobierno de la provincia, a través de la gestión y el apoyo constante y sostenido del ministerio de Desarrollo Humano formoseño que aportó toda la logística, más la predisposición de las asociaciones y el gran esfuerzo del personal de salud, muchos de los cuales viajaron entre 300 y 400 kilómetros desde sus lugares de residencia hasta la capital para poder estar presentes en cada clase”.

“Hoy es un objetivo cumplido y gratificante”, subrayó Lukestik, insistiendo en el compromiso de cada una de las partes para conseguir un beneficio que “por un lado es una certificación y una actualización de los conocimientos adquiridos por los profesionales, y por otro para la comunidad porque en la práctica se traduce, sin dudas, en una mejor calidad de atención y abordaje para la salud de la mujeres formoseñas”.

Asimismo, aseguró que “esto es solo el principio porque debe continuar”, remarcando que esto requiere de “formaciones académicas continuas en cada uno de los distintos temas que hacen a la gineco-obstetricia” y de una “recertificación cada cinco años”. “La finalidad” –dijo el facultativo- “es mejorar académicamente, de manera ininterrumpida, el trabajo asistencial que hacemos día a día los equipos de salud”. Este curso “marca un hito, un compromiso profesional y humano con los pacientes y con todos los formoseños”, concluyó.

 

Otra menciones

 

En el marco de este acontecimiento, se entregaron también diplomas de honor a los socios fundadores de la AGOF y a profesionales especialistas en tocoginecología que desde hace varios años acompañan y colaboran en las distintas actividades académicas en el ámbito de la salud pública como este curso.

El mismo, tuvo una duración de dos años -el primero de ginecología y el segundo de obstetricia- consecutivamente, con clases presenciales dictadas en el HOCI mensualmente. “Además de la asistencia a las clases, otro de los requisitos para los alumnos fue la presentación de una monografía, más el examen final”, comentó Lukestik.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here