Nutrifor recibió el primer cargamento de harina de algarroba

Compartir

Se tratan de mil kilos de los seis mil que se comprometieron a recibir por parte de los productores originarios del oeste formoseño.

Este miércoles por la mañana, el responsable del Área de Compras de la empresa de Alimentos Nutritivos de Formosa (Nutrifor), Guillermo Riquelme, recibió el primer cargamento de harina de algarroba por parte de productores originarios de la localidad de El Quebracho.

Al respecto, tomó contacto con AGENFOR y explicó que esta primera entrega consistió en mil de los seis mil kilos que se comprometieron a adquirir, de los cuales 3500 proveerán desde El Quebracho y 2500 de Lote 8.

“Estamos haciendo un producto en base a harina de algarroba y leche, la idea es devolverle a la comunidad aborigen que son los principales consumidores de esta materia prima”, indicó.

Al mismo tiempo, Riquelme recordó que llevan a cabo esta tarea desde el año pasado y que, cada mes, aumenta la producción tanto en la compra de materia prima como en los productos elaborados.

“Los productos los hacemos llegar a través del programa del Ministerio de la Comunidad destinado a nuestros hermanos aborígenes y hay una buena aceptación del producto”, consideró.

En ese sentido, aseveró que la harina de algarroba es un alimento “muy nutritivo, noble, con muchas proteínas y vitaminas, que ayudan al crecimiento de niños, adultos y a una alimentación responsable y saludable”.

Por su parte, Guillermo Escobar, director del Parque Industrial de Formosa, lugar donde funciona la planta Nutrifor, conversó con esta Agencia y resaltó la importancia de que una empresa formoseña pueda dar valor agregado a materia prima local.

“Fundamentalmente productores formoseños, teníamos la necesidad de ir a conocer esos lugares del oeste formoseño que es muy importante a los efectos de que nuestros técnicos e ingenieros damos la participación necesaria para higiene y salubridad”, señaló.

Y añadió: “Nosotros al acudir, por ejemplo, a El Quebracho o Lote 8, lo que queremos es dejar la impronta de que se perfeccionen en la harina de algarroba, fundamentalmente en el Lote 8 la mayoría de los productores son mujeres, más de 250 originarias que trabajan con esta harina”.

Por último, el responsable del lugar, manifestó que todos los profesionales técnicos que trabajan en la planta, ingenieros, nutricionistas, licenciados en alimentos, entre otros, son nacidos en esta tierra y trabajan en la empresa “dando un producto de calidad”.