En seis meses de pandemia, Fontex confeccionó unos 270 mil elementos de bioseguridad

Compartir

Gracias a un sistema de producción en la fabricación de indumentaria y elementos de bioseguridad que fortalecen el sistema de salud, las fuerzas de seguridad y protegen a todos los trabajadores que desempeñan sus labores esenciales, Fontex pudo estar a la altura de las circunstancias y responder con creces a la demanda. Incluso, los productores formoseños fueron solicitados por otras provincias argentinas, pero se priorizó la demanda local.

De marzo a agosto la producción no cesó, fue creciendo y perfeccionándose cada vez más gracias a la mano de obra capacitada y la inversión de la Provincia tanto en la tecnología de excelencia, como así también en el acompañamiento de los procesos a todo el personal del Programa.

Durante 6 meses se logró una producción total de 267.150 en indumentaria y elementos de bioseguridad; se fabricaron barbijos de cuatro tipos, ambos médicos, batas para pacientes, camisolines, campos quirúrgicos, cofias, botitas, cubremesas quirúrgicos, guardapolvos médicos, mamelucos de bioseguridad truker, mantas polares hospitalarias antipilling, overoles, sábanas y toallas hospitalarias.

Fontex, hoy es una pieza fundamental en la Provincia que posibilitó que el Sistema de Salud cuente con estos elementos y se fortalezca; se logró que los profesionales que atendieron los casos positivos de COVID-19 trabajaron de manera segura y evitaron contagios en el Hospital Distrital de Contingencia Evita.

Números

De acuerdo a la información proporcionada por Fontex, se fabricaron 300 ambos médicos, 65 mil barbijos brin verdes, 57 mil barbijos tricapa, ocho mil barbijos de 45 gramos, 40 mil barbijos TNT.

Además, 3.200 batas hospitalarias para pacientes, 200 camisolines verdes, 11 mil reutilizables y mil tyvek.

La fábrica despachó además 10 mil camisolines descartables, 200 campos qirúrgicos, 59 mil cofias y botitas, 400 cubre mesa quirúrgicos, tres mil guardapolvos médicos.

La lista sigue con 3.000 guardapolvos médicos, 50 Mamelucos de bioseguridad truker,   800 Mantas polar hospitalarias antipilling, dos mil Overoles bioseguridad.

En cuanto a ropa de cama: mil sábanas de plaza y media, cuatro mil sábanas de una plaza y mil toallas hospitalarias.