“Uno siente el orgullo de ser paippero”, el testimonio de uno de los miles de beneficiarios

Compartir

Gerardo Benítez es oriundo de Colonia La Primavera, una comunidad aborigen ubicada a 130 kilómetros de la ciudad capital y trabaja como productor paippero en Colonia Santa Helena, en Siete Palmas, a 10 kilómetros de la ruta 2 que va de Laguna Blanca a Riacho He Hé.

Desde su chacra, dialogó con AGENFOR y reflexionó acerca de las profundas transformaciones que generó el Programa de Asistencia Integral para el Pequeño Productor Agropecuario (PAIPPA) en la vida de los pequeños productores.

“Uno siente el orgullo de ser paippero, por el orgullo que lleva dentro de la sangre de trabajar la tierra. Alguna vez nuestro señor Jesucristo en su enseñanza nos decía: “Aquel que llene el granero jamás pasará hambre”. Los productores estamos acostumbrados a producir, a tener nuestras reservas, mantenernos de ella”, testimonió.

En ese marco, Benítez recordó aquel 15 de septiembre de 1996, cuando el gobernador Gildo Insfrán creó el PAIPPA en un escenario sociopolítico desfavorable para la producción, sembró una semilla de fe y esperanza.

“Desde aquel 1996 en que se creó el PAIPPA hasta hoy, podría resumir diciendo que cambió mucho el esquema de vida, de trabajo, que es lo interesante, de los pequeños productores”, destacó Gerardo Benítez.

Además, el trabajador ponderó la decisión política del gobernador Insfrán de llevar a cabo este programa revolucionario para ese sector. “Este gobernador al que mucho lo elogiamos y queremos en la Provincia, vino a hacer un giro de 180 grados, cambió muchísimo en materia de producción, educación, salud, creó más de mil escuelas, muchos puestos de vigilancia, hospitales, centros de salud”, expresó.

Y continuó: “No solo apoyó la producción del campo, tanto la ganadería como la agricultura, sino que también enfocó su gestión a todos los ámbitos que interactúan entre sí”.

En ese contexto, Gerardo Benítez recordó que, en sus principios, el programa proveía una caja de mercadería al mes, la asistencia de profesionales ingenieros y agrónomos, y la cobertura de salud con un carnet para retirar medicamentos; pero que con el tiempo “fuimos entendiendo cuál era el rumbo de la política”.

“El Gobernador cambió la matriz productiva de Formosa, porque en aquel entonces, se sembraba el algodón, se pasaba bien tres meses y había que luchar los meses restantes hasta volver a llegar a la campaña del año próximo”, argumentó.

Y aseveró que actualmente produce “de todo un poco”, entre maíz amarillo, tomate, pimiento, repollo, lechuga, sandía, melón.

Por último, el productor se refirió a la gestión del expresidente Mauricio Macri y dijo que “no la pasábamos bien” como consecuencia de su modelo económico, que catalogó como “perverso y diseñado por el FMI”.

“¿Que hubiera sido de este país si el 10 de diciembre de 2019 un gobierno progresista, humanista y cristiano no hubiera vuelto a tomar las riendas?”, se preguntó de manera retórica.

El Programa de Asistencia Integral al Pequeño Productor Agropecuario fue creado mediante el decreto Nº1107/96, con la finalidad de lograr el autosostenimiento, la ocupación y la autogestión productiva del pequeño productor y su familia, mediante un proceso de promoción social y desarrollo.

Desde hace veintiséis años, el PAIPPA respalda a sus productores desde lo social, productivo y ambiental; con la posibilidad de la titularización de sus tierras, la construcción de viviendas, educación, salud, provisión de insumos y capacitación técnica.

Dicho avance les posibilitó a los paipperos la venta de sus productos en los principales mercados del país y la comercialización a través de las ferias francas de la provincia, generando un proceso de consolidación.