Sequía: Primeros informes indican pérdidas superiores al 50% en ganadería, agricultura y apicultura

Compartir

En la sede de la Subsecretaría de la Producción Sustentable, se reunió este miércoles la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria para evaluar los informes de los equipos técnicos y recibir los aportes de las organizaciones de productores sobre la situación de déficit hídrico que afecta al país. Los informes indican pérdidas superiores al  50% en ganadería, agricultura y apicultura

“Es una reunión que convocamos a raíz de estas situaciones que estamos viviendo en Formosa con un déficit hídrico que se fue acentuando en los últimos meses, también a solicitud de las organizaciones de productores, porque la comisión también se convoca cuando las situaciones nos apremian como en este momento, pero también por pedido de las organizaciones. Tuvimos  presentaciones de  sociedades rurales y organizaciones  agrícolas” comentó el Subsecretario de la Producción, Alejandro García.

En la sala de reuniones estuvieron presentes funcionarios y representantes de organismos provinciales y nacionales técnicos y por videoconferencia 10 organizaciones de productores.

Durante la reunión, el INTA presentó informes sobre el comportamiento de la vegetación, agricultura y ganadería  y los técnicos de los Programas del Ministerio de la Producción y Ambiente brindaron un panorama sobre la realidad productiva actual.

Trámites

Luego de las exposiciones, se evaluaron las situaciones puntuales de cada zona productiva, escuchando a los productores tanto agrícolas como ganaderos, afectados no sólo por la sequía, sino también por los incendios.

Consultado sobre cómo continuará el trámite, García dijo que la comisión debe sugerir al Poder Ejecutivo una propuesta de decreto e informes técnicos, que posteriormente es elevado a Nación, solicitando la convocatoria a la comisión nacional de emergencia agropecuaria.

“Posteriormente en el caso de que esta comisión apruebe la propuesta de la provincia, el Ministerio de Agricultura deben refrendar esta declaración de emergencia provincial con una resolución, que nos permite obtener los beneficios a nivel nacional” precisó.

Al comentar los primeros informes, el funcionario indicó que “nos indican que el promedio provincial en cuanto al déficit hídrico es de menos 500 milímetros que deberíamos tener. Si en Pirané el promedio anual es de 1.100 milímetros, hoy tenemos 600 milímetros que se dieron en los últimos once o doce meses”. “Un impacto muy grave”

Agenfor recogió declaraciones del ingeniero Federico Miranda, jefe de la Agencia INTA Formosa quien señaló que el déficit de precipitaciones ocurre desde noviembre de 2019.  El informe de la entidad consistió en un relevamiento de las Agencias de Extensión y un análisis de la vegetación, conseguido con imágenes satelitales a través del Índice Verde.

“Estamos viendo que el impacto ha sido muy grave, hemos superado el impacto de la sequía del 2013, alrededor del 70-75% de la provincia se vio afectada en más de un 50% en la caída de la actividad de la vegetación. Es un dato alarmante, se ve reflejado tanto en agricultura como ganadería, hay cultivos que han sido afectados seriamente como el maíz de segundo, todo el cultivo de cucurbitáceas afectado en la siembra.
Y en ganadería la restricción alimenticia, estamos estimando que tendremos perdida no solo en el estado nutricional de los rodeos sino para el ciclo que viene en los indicadores de fertilidad y reproducción” graficó.

Dijo Miranda que además, se registraron un número alarmantes de focos de incendio. Dijo que en el lapso de 1 de enero a 31 de Julio de 2015 la cifra era de entre 3 y 6 mil focos, mientras que en lo que va del año 2020, el registro se ubicó en 31 mil.

En cuanto a la ubicación de los incendios, dijo que se ven en toda la provincia, pero con mayor incidencia en el este provincial, departamentos Pirané, Laishí, Formosa, Pilcomayo, las mismas zonas afectadas por la sequía.

“También hay que recordar que el año pasado teníamos emergencia por exceso hídrico, estamos pasando de dos fenómenos extremos en el plazo de un año, pasamos de una inundación ahora a una sequía que va batiendo records en los últimos 20 años, que impactará en el suelo, vegetación, en todos los indicadores productivos” precisó.

Miranda consideró necesaria “la declaración de emergencia agropecuaria, todavía no tenemos registros de muerte por falta de forraje, pero creemos que sí lo habrá. La situación en los rodeos de cría en cuanto al forraje es muy crítica”.

Zanín: “En 40 años de productor nunca vi algo así”

El presidente de la Federación Económica y productor agropecuario Enrique Zanín se mostró preocupado por la sequía reinante y dijo que es la más grave en los últimos 40 años.

“Lo peor es que aparte de la gran sequía que se está produciendo, la incidencia de la bajante de los ríos hace que las napas sufran las consecuencias en las pasturas, donde desapareció de algunos campos. No se consiguen rollos, los productos como maíz y semilla de algodón son escasos de conseguir y si se consiguen son muy caros, cuesta mucho mantener una producción en este momento” lamentó.

Dijo que esta situación se repite tanto en el NEA como en el NOA, tanto para el sector agrícola como ganadero, “Es un desastre histórico que nunca se ha visto, en mi caso, soy productor hace 40 años, nunca vi una sequía así” remarcó.

“Nos preocupan los grandes focos de incendio en toda la provincia, en la capital no se puede respirar a veces, imagínense animales muertos, toda la fauna afectada. Ahora quienes son los que lo producen, hay que verlo, a veces al tirar un cigarrillo o accidentes increíbles” lamentó.

Para Zanín, “Es necesaria la declaración de la emergencia agropecuaria, trabajar en forma conjunta con el gobierno provincial” .