Advierten por la “pesada herencia” que dejará Macri al próximo Gobierno

Compartir

Tras considerar como “gravísima” a la situación actual del país por el alto endeudamiento externo, la auditora general de la Nación, Graciela de la Rosa, remarcó que “nos da mucha tristeza que tantos argentinos la estén pasando tan mal” cuando el presidente Mauricio Macri “recibió un país desendeudado”.

Recordó que “uno de los objetivos tanto del Gobierno de Néstor Kirchner como de Cristina Fernández de Kirchner era desendeudar el país, porque cuando ellos asumieron en 2003 uno de los problemas fundamentales de la Argentina era la altísima deuda externa que provocó la crisis del 2001 y que no dejaba crecer ni desarrollarse, ya que la mayor parte de los recursos de los argentinos tienen que ir a pagar los intereses y la amortización de esa deuda”.

“Tanto Néstor como Cristina dejaron un país desendeudado con una deuda externa muy baja, bajísima en términos históricos, y ésa es la verdadera herencia recibida por Macri, que lo que hizo fue tomar deuda a un ritmo alarmante. La Argentina, en estos tres años de gestión de Cambiemos, se endeudó más que los tiempos más difíciles del país”, manifestó.

Subrayó la funcionaria que “en ese enorme endeudamiento externo que tomó la Argentina, los dólares entraron y se fueron de nuevo del país. No fueron a obras de infraestructura, no se mejoró la relación laboral y social de los argentinos”, por lo que exigió que “expliquen qué hicieron con esa plata que tomaron”.

“Ese enorme endeudamiento externo, el mayor en la historia de la Argentina y a nivel internacional, tiene sus consecuencias nefastas que las estamos viviendo ahora, con el riesgo país, el dólar que va y viene y la inflación”, alertó la funcionaria.

Aseveró que “estamos prácticamente en default porque el país no puede pagar los intereses y la amortización de la enorme deuda externa, con el agravante que no sabemos adónde fueron los fondos que se tomaron. Esa deuda no fue para los argentinos”.

En ese sentido esclareció que “la plata del Fondo Monetario Internacional (FMI) es para pagar los intereses de esa deuda, no para ayudarnos a desendeudarnos ni para el bienestar del pueblo argentino”.

“El próximo Gobierno Nacional ya está condicionado, porque en el 2020, 2021 y 2022 ya no tendremos ni un sólo dólar del FMI pero sí enormes vencimientos de deuda externa que tenemos que pagar. ¿Qué vamos a hacer? Cualquier Gobierno que venga va a tener una situación mucho más difícil de lo que piensa la mayoría de los argentinos”, advirtió De la Rosa.

Sostuvo finalmente que “estamos en una situación mucho más difícil que el 2001. La pesada herencia que va a dejar el Gobierno de Macri a la próxima gestión va a ser muy arduo de solucionar”, aspirando a que “el nuevo Gobierno Nacional sea de unidad y que le hable claro a los argentinos porque tendremos que empezar a pagar la plata que vino, pero que no fue para los argentinos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here