Replica de la Defensoría al concejal Amarilla

Compartir

Desde la Defensoría del Pueblo, se refirió a las declaraciones del concejal capitalino Juan Carlos Amarilla, quien afirmó que existe la posibilidad de la quita de subsidios al transporte urbano de pasajeros, dentro de un pretenso proceso de saneamiento de la economía que debe hacer el estado nacional, una reducción de gastos absolutamente necesaria, que debe darse en forma gradual de manera que no impacte directamente en los costos.

Sobre el particular, desde el Organismo de la Constitución, su Secretario Letrado, José Porfirio García expresó: “Para un trabajador que hace un mínimo de 4 viajes diarios para cumplir con sus tareas, la quita de subsidios implicará unos 900 pesos adicionales sólo en transporte, lo cual vendría a sumársele en un contexto de inflación que no encuentra techo, con el salario depreciándose diariamente, en un marco que supera todas las previsiones que, desde el Gobierno Nacional, fueron realizadas.

El funcionario subrayó que resulta fácil para quien no cobra un sueldo mínimo y no debe trasladarse diariamente al trabajo en colectivo, por gozar de una mejor posición económica, el afirmar que quitar los subsidios al transporte es sanear la economía, pues no será afectado por la medida. Ahora, tal afirmación resulta extraña en un representante de los vecinos, pues sabido es que los subsidios no se consideran gastos, sino inversiones del estado en calidad de vida para la gente, en el caso del transporte urbano, se asegura la accesibilidad a un servicio público a los sectores de menores recursos. Decir desde el oficialismo del Gobierno Nacional, a la manera que lo hizo el edil Amarilla, que a dos años y medio de gestión, no han podido solucionar los problemas del mal financiamiento o la falta de control del sistema, es reconocer una gran inoperancia, por ello es que se pretende hacer cesar un mal con otro mayor, dado que el impacto económico de la quita de subsidios en los sectores más vulnerables será, en muchos casos, “insoportable”.

Considero que “el afirmar que la medida se implementará tratando de no impactar en el costo final del boleto de colectivo y a renglón seguido decir que el incremento rondará el orden el 40 % es otra incongruencia”.

El funcionario de la Defensoría afirmó finalmente, existe un adagio que reza, “a veces es mejor callar a defender lo indefendible” y ello, sin dudas, se ajusta a lo que respecta a la quita de los subsidios a los servicios públicos, países social y económicamente más avanzados como Rusia, E.E.U.U., China, Corea del Sur, Canadá, Japón, Israel, Bélgica, Alemania, Australia, Inglaterra y España, entre otros los tienen, por una simple razón, un Estado es más justo y equitativo, en la medida en que los bienes y servicios están al alcance de un mayor número de habitantes y los subsidios aseguran eso, que se elimine la mezquina diferencia entre los que pueden y los que, a pesar de sus esfuerzos, no logran acceder a los mismos.-”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here