Recuerdan a embarazadas el valor de conservar hábitos saludables en verano

Compartir

La doctora Diana Gayoso, del servicio de Ginecología y Obstetricia del hospital de la Madre y el Niño brindó una serie de recomendaciones para los cuidados que deben tener presente las embarazadas durante el verano.

Para ello, explicó en primer lugar que el embarazo es un proceso natural, de muchos cambios tanto físicos como emocionales para la mujer. Por esto es muy importante la adquisición de hábitos saludables que favorezcan tanto a su bienestar, como al correcto desarrollo de su bebé.

“Desde que una mujer sabe que está embarazada debe hacerse los controles mensuales y ante cualquier situación que ella crea que no es normal debe acudir al médico inmediatamente; más allá de esto, también es fundamental una dieta sana y equilibrada, ya que de esta depende el buen desarrollo y crecimiento del bebé”, expresó.

Aconsejó que es conveniente, comer frecuentemente y cantidades más pequeñas, con esto podemos evitar las digestiones pesadas. Por lo tanto, para mantener una alimentación balanceada en esta etapa tan linda como es el embarazo, la mujer debe: comer más frutas y verduras; consumir a diario leche, queso y derivados de estos.

También pidió beber al menos dos litros de agua al día, sobre todo en estos meses de altas temperaturas y mucho calor, también debe consumir carne, pescado y huevos bien cocinados pero de forma más moderada que las frutas y verduras.

En cuanto a realizar ejercicios físicos, la doctora dijo que la mujer debe consultar en primer lugar al profesional médico para que sea este quien le indique qué clase de ejercicios puede realizar y siempre a horas en las que hace menos calor. “Si bien es cierto que la actividad física es beneficiosa para fortalecer la musculatura abdominal y prepararla para el parto; además de mejorar la circulación sanguínea y evita el aumento excesivo de peso, es fundamental seguir las recomendaciones de nuestro ginecólogo u obstetra”, explicó.

Por último, señaló que otro factor a tener en cuenta en el verano es “evitar la exposición excesiva al sol, especialmente en las horas centrales del día, pero en el caso de que sea necesario se debe usar protector solar mínimo de 30, ropa clara de algodón y en lo posible holgada; del mismo modo, también es importante utilizar un calzado cómodo durante toda la gestación”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here