Dr Rodrigo Vera: Se cumplen 10 años de la realización de un sueño de todos los formoseños.

Compartir

La ruta nacional 81 atraviesa Formosa como una columna vertebral que va uniendo pueblos, ciudades y zonas productivas de todo el territorio provincial.

Su pavimentación comenzó en el año 1968 y para asfaltar los primeros 300 kilómetros se tardaron 36 años. Fue necesaria la unión de un Modelo de Provincia propio junto con un proyecto político nacional, popular y federal para concluir con la tarea. Así, con la planificación del Modelo Formoseño gestado por Gildo Insfrán y el apoyo de Néstor Kirchner, en tan solo 36 meses se finalizaron los 400 kilómetros restantes de la ruta 81, finalizando los trabajos un 18 de septiembre de 2007.

Este logro histórico de Formosa significó dejar atrás décadas de desunión territorial de las distintas zonas de nuestra provincia. Posibilitó el encuentro entre los formoseños de distintos pueblos y ciudades. Facilitó el acceso a la salud, a la educación, a la ciencia y la tecnología, y brindó nuevas posibilidades productivas y comerciales.

Una obra clave para fortalecer las políticas del Modelo Formoseño destinadas al crecimiento económico con inclusión social y equidad territorial. Una obra con verdadero rostro humano, pensado para el hombre y la mujer de esta tierra, verdaderos destinatarios de todas nuestras políticas públicas.

La pavimentación total de la ruta 81 tiene además un impacto regional y continental, ya que se constituye como el Eje Capricornio, corredor bioceánico entre la hidrovía Paraná-Paraguay y la salida al Pacífico a través del  Paso de Jama. De esta manera la ruta integra territorialmente el NEA y el NOA en una misma vía, junto con los vecinos países de Paraguay, Bolivia y Chile, permitiendo la salida a ambos océanos. Por estos motivos constituye uno de los ejes estratégicos más importantes del continente.

Al cumplirse 10 años de este hito histórico de los formoseños, es justo recordar la lucha incansable todo un pueblo para dejar atrás la postergación, ese pasado tan doloroso, para transformar a Formosa a partir de un proyecto político propio, y alcanzar así este presente lleno de posibilidades.

Este aniversario de la nueva ruta 81 nos sigue mostrando el camino a seguir, ya que nos recuerda lo que somos capaces de lograr los formoseños cuando defendemos Formosa con unidad, organización y solidaridad.

Todos unidos seguiremos creciendo!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here