Cuidando la salud de los vecinos del extremo oeste

Compartir

Vecinos de la comunidad El Cardonal, renovaron sus controles de salud por medio de un nuevo operativo sanitario con visitas a los domicilios, llevado adelante un equipo de salud del hospital de El Chorro, efector que se ubica en el extremo oeste y  forma parte de la red de salud pública provincial.

Allí agentes y profesionales sanitarios ofrecieron a las familias numerosas acciones sanitarias. Las atenciones cubrieron a personas de todas las edades con hincapié en los controles a niños, embarazadas, adultos mayores. Asimismo a pacientes con factores de riesgo, patologías crónicas y agudas.

Desde el equipo que trabajó en el lugar, comentaron que también se aplicaron las vacunas de calendario con el respectivo chequeo personalizado de cada carnet; entrega de leche y medicamentos; más consejería acerca de hábitos saludables para “cuidar la buena salud y a su vez para evitar enfermedades que pueden prevenirse con el solo hecho de poner en práctica conductas sencillas y accesibles para todos”.

Las atenciones incluyeron: toma de tensión arterial; control de glucemia; medición de estatura, peso y talla; chequeo de la temperatura corporal y otros tantas evaluaciones clínicas y físicas desde recién nacidos hasta adultos mayores. Mientras que en las embarazadas se practicaron los controles prenatales de rutina, complementados igualmente con la aplicación de las vacunas que estipula el calendario para las futuras mamás.

 

Promoción de hábitos saludables

 

Con el ánimo de promover hábitos y estilos de vida saludables, el equipo que visitó las casas de los vecinos del Cardonal, difundieron en ellos algunas de las tantas pautas que contribuyen al desarrollo de una buena salud. La modalidad fueron charlas grupales y diálogo personalizados, complementados con el apoyo de materiales gráficos educativos con contenidos sobre múltiples temas sanitarios.

Así alentaron a practicar diariamente una  alimentación saludable “primordialmente rica en frutas y verduras”,  lavado de manos frecuente, controles médicos periódicos, consumo de abundante agua. A esto agregaron “evitar el consumo de tabaco –fumar- y realizar actividad física”, numerando todas estas conductas como “estilos de vida saludables” que a la vez tienden a “reducir los factores de riesgo que pueden derivar en múltiples enfermedades “más aún las conocidas como crónicas no transmisibles” como por ejemplo: sobrepeso, diabetes,  obesidad y patologías cardiovasculares.

Finalmente y de manera gratuita fueron entregados: medicamentos indicados por los médicos, métodos anticonceptivos disponibles desde la salud pública, y cajas de leche para niños y embarazadas. En tanto que se gestionaron atenciones con turnos programados para los pacientes que requerían consulta interdisciplinaria con algún profesional especialista.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here