Advierten que hoy, “las alergias cada vez afectan a más personas” 

Compartir

Por lo general, con la llegada de la primavera, el 21 de septiembre, son frecuentes las alergias de todo tipo, en diferentes lugares del organismo, aunque la mayoría está más asociada a las vías respiratorias. 

Así lo señaló en una entrevista con la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR) el neumonólogo Vicente Llanes, del Centro Cardiopulmonar de la ciudad de Formosa, en la calle Mitre 506. 

Indicó que en todas las edades son muchos los pacientes que se están atendiendo, ya que “septiembre es un mes muy particular, sobre todo por las alergias, que son un fenómeno que está asociado a la contaminación ambiental y no solo atañe a Formosa, sino a la Argentina y todo el mundo”. 

El profesional definió a continuación que las alergias son manifestaciones o enfermedades que “cada vez afectan a más personas”, por lo que “ha crecido en el último tiempo” el número de pacientes. 

“Por ejemplo, hasta el año 2000, la cantidad de alergias eran menos del 10%, mientras que hoy, de la población entre el 20 y el 30% tiene manifestaciones alérgicas, que se pueden dar en diferentes lugares del organismo”, marcó. 

Y agregó que esto, en base a observaciones en la materia, “sobre todo, radican por las vías respiratorias, tanto superior como inferior; en el caso del nivel superior, pueden ser una rinitis alérgica, estornudos; y en el inferior, asma, broncoespasmo, etcétera”. 

Así como también “las manifestaciones que son cada vez más frecuentes a nivel de la piel”. 

Por otro lado, en Formosa se debe tener en cuenta que “hay un clima muy propicio para innumerables microorganismos, ya que tenemos una temperatura que oscila entre los 20 a 30 grados todo el año”, de manera que “no importa si es invierno, se facilita la proliferación de los hongos”, además de “la presencia de ácaros”, aseveró Llanes.

Y a ello sumó el hecho de que “en estos días, venimos teniendo el polvillo, -que se da por la falta de lluvias-, siendo todo esto cuestiones que se deben considerar”. 

Debido a que el sistema inmunólogo de alguna manera se vuelve “reaccionario y de ello desencadenan las alergias; eso hace que el paciente comience a estornudar, a chorrearle la nariz, lo cual, si persiste en el tiempo, luego se puede transformar en una rinitis alérgica o una sinusitis, e incluso algo más grave”, alertó. 

Y dejó en claro que “todas las alergias tienen, en general, algo familiar que es genético; es decir, que alguno en la familia ha tenido esta manifestación, por lo que también se la puede adquirir” a partir de un pariente cercano. 

En el tramo final, Llanes indicó que la picazón de la garganta o también el lagrimeo en los ojos pueden ser causados por la alergia. Al igual que, en relación a lo digestivo, podría ser comer picante o chocolate, “y eso hace que tengas manifestaciones a nivel de piel, e inclusive hay casos de pacientes con reacciones a determinados medicamentos”. 

Frente a cualquiera de estos síntomas, insistió en que siempre, “lo mejor es consultar al médico de cabecera, quien de ser necesario lo derivará a un especialista en la materia”, concluyó.