Continúan en la provincia las estrategias de vacunación para completar el esquema de hepatitis B

Compartir

Mediante una posta de vacunación instalada en la plaza principal, vecinos de la localidad de Misión Laishí recibieron la 2da dosis del esquema de la vacuna contra la hepatitis B, el cual se había iniciado con la 1era dosis colocada en la primera semana de agosto de este año.

La campaña de vacunación contra esta enfermedad se lleva adelante todos los días del año. Sin embargo entre la última semana de julio y la primera de agosto de 2019, a través de múltiples estrategias, se amplió la cobertura de dicha vacuna con el objetivo de aumentar la aplicación a la población destinataria, especialmente la franja etaria integrada por adultos.

El accionar fue realizado por un equipo del servicio de inmunizaciones del hospital distrital de Misión Laishí, localidad ubicada en el sureste de la provincia, distante a 65 km de la capital formoseña.

“Lo fundamental es siempre prevenir y la vacuna es una herramienta de prevención muy importante porque es muy efectiva cuando la persona recibe el esquema completo, y además porque es gratuita, no tiene costos para el paciente y cuida la salud con un simple pinchazo”, concientizaron a la comunidad destinataria.

¿Qué es la hepatitis?

Es una inflamación del hígado ocasionada por el virus de la hepatitis B. La infección afecta directamente al hígado, ocasionándole un grave daño si no es tratada a tiempo.

Se transmite a través de fluidos corporales como sangre contaminada y secreciones genitales. Las vías de contagio son por contacto sexual sin protección –preservativo-, transfusiones sanguíneas o al compartir agujas, jeringas o elementos cortopunzantes como por ejemplo en el uso de drogas endovenosas. También, una mujer embarazada que esté infectada puede transmitirle hepatitis B a su bebé durante el parto.

En la Argentina esta enfermedad cuenta con una vacuna gratuita y obligatoria que está incluida en el calendario nacional y se encuentra disponible en todos los vacunatorios, centros de salud y hospitales públicos distribuidos a lo largo y ancho del territorio.

Desde el 2012 su aplicación es universal, es decir que está destinada a todas las edades con un esquema de tres dosis: la 1era, luego la 2da al mes de haberse aplicado la 1era, y la 3era a los 6 meses de haberse aplicado la 1era.

También podemos evitar el contagio con los siguientes hábitos saludables: no compartir los objetos personales con otras personas (cepillos de dientes, alicates, agujas, etc.), usar preservativo en cualquier tipo de relaciones sexuales (vaginales, anales u orales) que además ayuda a prevenir otras infecciones de transmisión sexual. Cumplir con las medidas de bioseguridad en caso de ser personal de salud.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here