Enseñan a jardineritos a cuidar la salud bucal

Compartir

Niños que asisten al Jardín de Infantes -JIN 14-  de Villa General Belgrano, participaron de una charla educativa sobre los cuidados necesarios que  contribuyen a tener una boca y dientes saludables, llevada adelante por el equipo del servicio de odontología del hospital de la citada localidad.

El encuentro estuvo a cargo de odontólogos y asistentes dentales del efector sanitario y fue destinado a brindar a los jardineritos la información necesaria para cuidar la salud bucodental, entendida como parte fundamental de la salud integral. 

Se dieron a conocer las medidas fundamentales que deben ponerse en práctica para lograr una buena salud bucal, destacando principalmente el cepillado correcto “cómo debe hacerse paso a paso, cuándo y cuántas veces al día”, explicaron los organizadores.

“Los chicos aprenden de los adultos, repiten lo que nosotros hacemos”, recalcaron los profesionales a los padres y docentes presentes, insistiendo que es fundamental “acompañarlos en los momentos del día en que es necesario cepillarse. Hacerlo juntos, como un hábito no solo del niño sino de toda la familia, va dar los mejores resultados en la salud bucal de todos”.

Con la ayuda de muñecos, se demostró en detalle la manera correcta de cepillarse. “Ellos mismos siguieron atentos las instrucciones y fueron haciendo el cepillado sobre los muñecos. Y les entregamos kits de crema dental y cepillos para que lleven a sus casas”.

Asimismo, recomendaron otros cuidados simultáneos al cepillado. Por ejemplo: la visita periódica al odontólogo “al menos dos veces al año, es decir como mínimo cada 6 meses, más los respectivos controles y estudios para detectar tempranamente cualquier trastorno y pueda tratarse a tiempo”.

Igualmente mencionaron la importancia de consumir diariamente alimentos sanos, rico en nutrientes que por un lado “fortalezcan el crecimiento de las piezas dentarias” y por otro “que eviten el desarrollo de caries y otras patologías bucodentales”.

“Los cuidados necesarios son muy simples de cumplir. Los adultos debemos ser responsables y constantes para que los niños repliquen estas conductas saludables. Si comemos sano, ellos también lo van a hacer y si nos ven cepillarnos los dientes y les explicamos por qué es importante hacerlo, también lo van a hacer. Del mismo modo que si vamos al dentista y les enseñamos a no tener miedo, van a ir con confianza y sin temor”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here