Destacan que “Insfrán juega un rol fundamental en el orden nacional”

Compartir

Raúl Timerman, reconocido analista y director del Grupo de Opinión Pública (GOP), analizó los resultados de las recientes elecciones generales, en las que la fórmula del Frente de Todos (FdT) que llevaba a Alberto Fernández como presidente y a Cristina Fernández como vicepresidenta obtuvo un holgado triunfo sobre Mauricio Macri-Miguel Pichetto.

“El cambio se produjo, el nuevo presidente es Alberto Fernández”, comenzó subrayando Timerman. “En las elecciones del domingo lo que quedó claro es que la gente quería un cambio”, enfatizó.

A su entender, “las personas que votaron a Alberto y a Cristina decidieron su voto el 11 de agosto, en las PASO. Directamente ahí, porque la situación era tan angustiante que la gente no esperó”.

“Eso es clarísimo porque si uno va a la elección general, que se convirtió en un ballotage de alguna manera, Alberto saca el 48% de los votos y quizás suba un punto en el escrutinio definitivo”, lo que representa “muy pocos votos más que los que sacó en las PASO, lo que quiere decir que todos los que pensaban votar a Alberto ya lo votaron en las primarias”.

Marcó que en el caso de Macri “eso no sucedió porque si bien cambió su estrategia de campaña, agitó el fantasma del miedo a Cristina y consiguió un incremento de votos, no llegó a estar ni cerca de Alberto”.  

Oposición

Para el analista, a Macri “esta elección le sirvió para tratar de legitimarse como líder de la oposición, pero no sé si lo va a lograr porque creo que la oposición ahora y hasta las próximas elecciones va a actuar dividida: el PRO por un lado y el Radicalismo por el otro, ya que ambos tienen responsabilidad territorial, entonces tienen que tener trato directo con el Ejecutivo y eso no pueden tener desde un frente electoral”.

Argumentó a su vez que “los radicales no van a aceptar el liderazgo de Macri porque ya hicieron la experiencia y no les salió bien”. Por el contrario, “van a dar batalla, dirimir su propio liderazgo y después se presentarán en las próximas presidenciales, en las PASO. Van a pelear de igual a igual el candidato a presidente”.

Respecto de cómo sería la futura oposición, hizo notar que “ahí va a jugar un rol importante desde el punto de vista ideológico Pichetto, quien es un hombre que hizo política toda su vida, es un político nato, un negociador que tiene ideas propias y que por una cuestión de edad cree que llegó el momento de darlas a conocer”. 

“Macri y Pichetto piensan bastante parecido, o sea que se llevan bien –comentó-. Así que creo que Pichetto va a ocupar un poco el lugar de Lilita Carrió, pero con mucho más muñeca política”.

Transición

A su vez, Timerman sostuvo que “me gustó mucho que se juntaran Alberto y Macri, dejando de lado todo lo que había pasado en los debates porque básicamente la elección ya fue y ya hay un presidente electo y los dos responsablemente van a trabajar en la transición hasta que el 10 de diciembre asuma con toda la energía y el conocimiento Alberto Fernández y su gabinete elegido para ese momento, con las primeras medidas de Gobierno en ejecución el mismo día”.

Consultado sobre las relaciones internacionales de la futura gestión, sobre todo teniendo en cuenta los ataques personales del presidente brasilero Jair Bolsonaro hacia el Presidente argentino electo, evaluó: “Creo que de las relaciones se van a encargar los cancilleres. Itamaratí tiene una conducta de relaciones internacionales que ha sido prácticamente independiente del Gobierno que ha tenido, con lo cual creo que eso se va a limar y desaparecer”.

“No se puede poner el destino de un acuerdo como el del Mercosur en el hecho de que a uno de los dos presidentes no le guste el otro. Es una cosa absurda eso. Y si sucediera algo así, creo que el pueblo brasilero se va a encargar de castigarlo a Bolsonaro en la primera elección que tenga”, estimó el reconocido analista.

No dudó en asegurar que “la intención de Alberto es gobernar un país federal, es lo que ratificó en el acto de Tucumán, en la asunción del gobernador Juan Manzur. Y aparte firmó un compromiso con los gobernadores en la ciudad de Rosario, donde cada uno de los mandatarios fue con sus necesidades de infraestructura y de ayuda del Gobierno Nacional y el Presidente electo firmó el compromiso”.

Finalmente, al referirse al importante rol que cumplió el gobernador Gildo Insfrán en el armado de la unidad nacional que desembocó en la elección de la fórmula Fernández-Fernández, Timerman apreció que “se trata del presidente del congreso del Partido Justicialista y justamente fue durante el último congreso donde se llamó a la unidad nacional”.

“Sí, efectivamente, Insfrán juega un rol fundamental en el orden nacional, al estilo de Gildo, que es estar siempre en la construcción política y en la orientación ideológica, pero no en los medios”, ponderó el analista, recordando que el mandatario formoseño “además creó en el PJ la mesa de acción política donde fue incorporando a todo el mundo, incluso al propio Alberto”.

En ese sentido, no dudó en resaltar que “en todo este proceso Insfrán ha sido relevante y lo sigue siendo, es un gran orientador del Peronismo y del PJ. Es el presidente del congreso del partido y no ocupa ese lugar porque lo decide uno, sino porque lo eligen los otros”, acentuó finalmente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here