La variedad de frutas validadas fue expuesta por Cedeva en Frutar 2019

Compartir

El stand de CEDEVA, Centro de Validación de Tecnologías Agropecuarias, en el predio de FRUTAR 2019 fue uno de los más visitados y atrajo la atención la amplia variedad de frutas que ya han sido validadas e3n las distintas experimentales del organismo y que están siendo incorporadas en las cuencas frutales definidas para su promoción por parte de los pequeños productores.

El coordinador ejecutivo de CEDEVA, ingeniero Jorge Balonga, reveló que se han registrado avances importantes con algunos productores, sobre todo en lo atinente al  reconocimiento de algunos frutales que tienen muy buena entrada en el mercado y son muy interesantes por su rentabilidad.

El trabajo sobre  las cuencas frutales consiste en la organización de

grupos de productores reunidos para producir un único frutal.

En general las cuencas frutales son cítricos, con áreas de pomelo , naranja y otra de limón otra, pero también se trabaja a partir del  mango, papaya  y otros cultivos frutales.

El paso previo a los cultivos consiste en realizar estudios de los suelos que permiten determinar cuál es el fruto el que más se adecua a cada zona tras lo cual se procede a la entrega de las plantas y al seguimiento de todfas ellas en el contexto del control de plagas entre otros emprendimientos en chacra.

Se destacó que, luego de haber completado un minucioso proceso de investigación, validación y producción con banana, la canasta de cultivos  propuesta por CEDEVA  desde la biofábrica de Misión Tacaaglé  incluye  una interesante variedad de frutas como papaya, pitaya, carambola, ananá, mango y maracuyá que junto a los cítricos y cucurbitáceas se han convertido en una alternativa rentable respecto del otrora monocultivo de algodón.

Sus equipos técnicos trabajaron en la preparación de una guía práctica para el manejo del cultivo de papaya o mamón para impulsar su  producción.

Partieron de una realidad que revelaba que en Formosa se cultivan variedades criollas a pequeña escala y que, por lo general, las plantas no reciben manejo agronómico y produce fruta de bajo valor comercial destinado, casi exclusivamente, a la elaboración de dulces para el consumo familiar.

Consideran que ambos aspectos no permiten encarar la expansión del cultivo y dificulta la producción a nivel comercial y la diversificación productiva, por lo que , tras los estudios y validaciones, se determinó que con la introducción de variedad e híbridos y aplicando las técnicas de manejo adecuadas se puede lograr.

La guía práctica incluye orientaciones sobre fertilización para programar la cual debe conocerse, previamente, la cantidad de nutrientes que extrae el cultivo del suelo por cada tonelada que produce y lo vinculado a la cosecha y post cosecha.

La metodología de cosecha  que es manual y el fruto para el mercado fresco debe ser acondicionada envuelto en papel de diario en cajones plásticos para, luego, ser llevados al galpón de empaque.

En lo que atañe a la post cosecha, se recalca que el éxito de la comercialización de frutos frescos pasa por la calidad del producto  que está definida por el nivel de azúcar, la textura, el aroma, el sabor , el tamaño del fruto, la apariencia exterior  y el color de la pulpa.

En el stand de CEDEVA en FRUTAR 2019 también hubo exposiciones de sus técnicos y profesionales sobre el proceso de validación de las frutas a partir del uso de modernas tecnologías y genética y acerca del tratamiento para combatir las plagas vegetales tal el caso del control biológico del  picudo del banano.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here