Nuevos aumentos en combustibles

Compartir

“Tal y como se había anunciado, nuevamente tenemos en las estaciones de servicio de nuestro medio, nuevos incrementos en las naftas y el gasoil que si bien se están dando de manera dispar, todo apunta a otro golpe más al bolsillo de los consumidores y con la posibilidad de que a partir de los próximos meses se produzcan otras subas”, expuso la Defensoría del Pueblo de la provincia.

Lo antes advertido se sustenta en que “el Gobierno Nacional derogaría la ley 26.068 lo que equivaldrá a que el litro de nafta súper que tributa actualmente un 24, 7% pasara a pagar el 28,3%, provocando que de los $6,23 que se abona por cada litro de combustible se pase a pagar $7,138 en concepto de ICL y IDC (Impuesto sobre los combustibles líquidos e Impuesto al dióxido de carbono). Es decir tendrá una suba de 91 centavos, por su parte el gasoil, el combustible más barato que actualmente tributa un 19,1% pasara a tributar un 21,3% lo que equivale a que los $4,14 por cada litro que se pagan actualmente subirían a 4,621 es decir, se genera una carga fiscal de 47 centavos por litro en la venta al público”.

El Ombudsman Provincial, José Leonardo Gialluca informo que “de un relevamiento  llevado a cabo en diferentes estaciones de servicio de nuestra ciudad en el día de ayer en horas de la mañana, los consumidores, “se encontraron con nuevos precios en las bocas de expendio de las firmas YPF, SHELL y ESSO, no así por ahora en AXION y las de Bandera Blanca”.

“De esta manera los precios en YPF para las naftas rondan $28,99 el litro en SHELL $30,99, ESSO $29,34, AXION, $29,34 y las de Bandera Blanca $29,39 siendo la mas cara la de la firma SHELL. En cuanto al gasoil los guarismos siempre por litro dieron los siguientes resultados: YPF $26,31, SHELL $27,59, ESSO $26,24, AXION $26,24 y Banderas Blanca $28,29, resultando estas últimas las que poseen los precios más elevados en este tipo de carburante”, detallo.

Se advirtió que “es necesario tener en cuenta que la reforma tributaria tiene previsto que en el caso del impuesto al dióxido de carbón el Poder Ejecutivo Nacional se mantiene para sí, el poder de aumentar un 25% el valor de los tributos cuando así lo aconsejen las políticas en materia ambiental o energética, lo que significa lisa y llanamente que en un futuro no muy lejano, los valores de los combustibles, por estas razones y/o por otras podrían incrementarse aún más y todo ello perjudicará por todos  lados a los consumidores en general”.

Fue concluyente sobre el final al afirmar que “se están produciendo nuevas remarcaciones en las mercaderías, medicamentos, bienes en general y servicios que sea por el valor flete u otros argumentos, “aumentan los combustibles y aumenta todo, siendo lo más preocupante que la intención de las petroleras es la de continuar con los incrementos y esto afecta también a las estaciones de servicio ya que la demanda de sus productos cada día que pasa bajan ostensiblemente”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here