Aborígenes y criollos juntos en torno a una mesa de diálogo y construcción

Compartir

Momentos conmovedores tuvo el encuentro de este viernes en una misma “mesa de diálogo y construcción”, de dirigentes aborígenes y criollos de Ingeniero Juárez. Fue en el seno de la Jefatura de Gabinete provincial, donde su titular, Antonio Ferreira, recibió a miembros de las mesas de diálogo de los pueblos originarios y la de los criollos de aquella localidad, espacios generados luego de los sucesos violentos que los enfrentara en abril pasado y que hoy están siendo superados a partir de los canales de consenso que el estado provincial genero.

Y en ese marco es que el doctor Ferreira junto al ministro de la Comunidad, Aníbal Gómez, entre otros funcionarios de esferas como la de salud, dialogaron con dirigentes que mostraron un “grado de madurez y compromiso por la pacificación social que alientan a consolidar este proceso por consolidar las relaciones humanas”. Marcaron que “se trato del ansiado reencuentro frente a frente y en torno a una misma mesa, para juntos consolidar la pacificación del pueblo”.

“Salimos muy conformes al tener resultados al trabajo conjunto de las mesas de trabajos que conformamos, y quedo claro que juntos y comprometidos mejoraremos las cosas, nada se consigue de manera individual”, expuso el dirigente indígena Nicasio Mariño.

Expuso que “es la continuidad de las propuestas que en su momento se hicieron y que ahora en un marco de coincidencia estamos avanzando, sobre todo en cuanto a la seguridad comunitaria, la educación, sobre la capacitación laboral a los jóvenes y de sumar planes de esparcimiento y deporte en los barrios, que son fundamentales para la contención de los chicos”.

“Como en otras ocasiones en que nos reunimos con el doctor Ferreira tuvimos un dialogo muy bueno y sobre todo de comprensión, incluso nos anticipó que habrá pronta respuesta en algunos aspectos sobre los cuales tratamos. Entendemos que no es fácil, sobre todo en este tiempo tan difícil por las políticas nacionales, poder dar respuesta inmediata a todo, pero confiamos que se irán ejecutando”, subrayo.

Juan Carlos Santillán, delegado comunitario del barrio Obrero juarense, quien además es subsecretario de Asuntos Indígenas del municipio de aquella localidad, indico que en la reunión “no solo hicimos un balance de la marcha de las acciones que se dispuso en su momento para pacificar la comunidad, que entendemos fue muy positiva, sino que analizamos sobre avanzar en otras tareas que en su momento se plantearon y que de manera consensuada con los criollos se irán realizando. Además de seguridad, educación y salud”

Revelo que “ya coincidimos con los criollos en ejecutar trabajos como el de mas sistemas lumínicos y capacitar en diferentes  oficios a los jóvenes, sobre todo que tienen gran demanda en nuestra zona como la de reparación de equipos informáticos y la de motocicletas”, aludiendo a que  existe gran interés en que se pueda habilitar la modalidad educativa agrotecnica, ya que apreciamos un creciente desarrollo en lo productivo, desde la agricultura a la ganadería.

Evelio Rojas, dijo que “los vecinos ayudamos y sobre todo desde la fe tratamos de colaborar para que la concordia sea como siempre. Predicamos la unidad, la cooperación y la solidaridad, sabiendo que de nosotros depende que vivamos mejor y poder hacer lo que aun falta, no atendiendo a quienes con otras intenciones tratan de quebrantar la paz”.

 

“Mirarnos de frente”

 

Por la mesa de los criollos, entre otros estuvieron Mariela Soto y Ramón Eduardo Ramua. La primera dijo que “salimos muy contentos del encuentro muy esperado con el Jefe de Gabinete, ya que su gran preocupación y ocupación en el conflicto que tuvimos con los aborígenes, hizo que no podamos sentar en una misma mesa, nos miremos de frente y nos comprometas a trabajar juntos por la paz social”.

Afirmo que “anima poder haber superado tantas diferencias y tener un guía como el doctor Ferreira para esta construcción en unidad por la mejor comunidad. Hay un compromiso de seguir trabajando juntos criollos y aborígenes junto al gobierno provincial, y confiamos en poder lograr los objetivos trazados, sobre todo la pacificación”

Expuso que “aún quedan cicatrices por cerrar, incluso dijo que ella que personalmente fue afectada por aquellos sucesos vandálicos, aun tiene secuelas psicológicas que lentamente está superando, para lo cual mucho ayuda esta tarea mancomunada”.

Evoco que “fue muy triste todo lo que paso, y duele aun más cuando uno escucha opiniones de gente que está lejos de nuestra comunidad, no conocen la realidad y tienen otros intereses”, expuso, para significar que “hoy todo es diferente, reina la tranquilidad y confiamos en que siga así”.

Ramua dijo que si bien cada mesa vino trabajando por su lado, esta fue una jornada muy especial porque nos pudimos encontrar en un mismo lugar, mirarnos a la cara y hablar de frente. Un dialogo que alienta y que nos emociono, porque nos conocemos de muchos años, y sabíamos muy bien que de nosotros mismos dependía llegar a un acuerdo con el acompañamiento del gobierno para recobrar la paz social”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here