Advierten que la liberación de importaciones están haciendo desaparecer a pymes madereras

Compartir

Desde la Defensoría del Pueblo, se remitió una formal actuación al Presidente de la Capymef y Came Formosa, Antonio Fabián Hryniewicz; ante el pedido de protección de pequeños y medianos emprendimientos madereros de nuestra provincia y de otros rubros al Organismo de la Constitución, que vienen siendo afectados gravemente por la apertura de productos importados, decisión adoptada por el Gobierno Nacional , lo cual hace que pierdan participación en nuestro mercado local, regional y nacional que no se genere competitividad alguna y que los consumidores, “continuemos pagando precios exorbitantes en lo que respecta a muebles, calzado, vestimenta, productos de aseo personal, marroquinería y un sinfín de productos que provienen de China y otros países”.

El Ombudsman Provincial, José Leonardo Gialluca, denunció que pareciera que  el único plan económico existente es el del ajuste y para unos pocos, por ello es que gestionamos la quita de impuesto al IVA para los productos de la Canasta Básica Alimentaria, limitar las importaciones que están colocando a todas las Pymes en una situación catastrófica y con el cierre de las mismas, se pierden más puestos de trabajo y se aumenta la desocupación.

Se señaló que “para favorecer y proteger nuestras Pymes,  pediremos audiencias con las autoridades federales competentes y también con las comisiones de Economía, Vivienda y de Industria del Congreso de la Nación, con el objetivo de que se adopten medidas inmediatas, para resguardar a nuestra alicaída producción nacional”.

Como ejemplo de lo antes señalado se expuso “a la industria maderera de Formosa y del NEA, que ante la decisión del Estado Nacional, de adquirir e importar casas prefabricadas desde China, condenaran al fracaso a un 99% de pequeñas y medianas empresas dedicadas en su mayoría a la industria de muebles”. A esto le sumo que “como provincia fronteriza, sufrimos la permeabilidad del alto tráfico de mercaderías ilegales que afectan a nuestros emprendimientos locales, se hace imperiosa la necesidad de pelear para modificar la actual situación, ya que no generamos valor agregado y nuestro país se continua endeudando y con una destrucción total de nuestra producción por lo cual la situación social en nuestra jurisdicción y en el norte del país, más en los sectores delos trabajadores y populares, “continúan perdiendo la capacidad de compra a ritmos agigantados”.

Aclaro finalmente el Defensor que “no pretendemos ser una isla y cerrarnos al mundo sino tener una política económica que contemple la realidad de cada una de las regiones del país y que proteja como lo hacen todos los países del planeta a nuestra industria y comercio nacional”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here